Carrefour y su servicio post-venta

Hace unos días, adquirimos en el CC Carrefour de Alfafar una televisión OKI de 32» con la que estábamos francamente contentos.

No es que sea una maravilla, pero como segunda televisión de la casa a la espera de comprarnos una de 40-42″ está más que bien.

Ayer surgieron los problemas: por alguna razón inexplicable, los colores de la imagen se distorsionaban y degradaban la calidad del visionado. Sólo rebajando al mínimo el contraste se podía medianamente ver bien.

Este medio día la hemos llevado al centro donde la compramos y mi asombro ha sido mayúsculo al ver con qué celeridad y amabilidad hemos sido atendidos.

En menos de 15 minutos, tras explicarle escuetamente al técnico nuestro problema, estábamos de vuelta a casa con un nuevo televisor.

Sin lugar a dudas hoy Carrefour ha ganado un punto en mi lista de centros donde adquirir aparatos tecnológicos. Y más cuando en otros lugares donde las condiciones de compra dan miedo.tt

1 Comment Carrefour y su servicio post-venta

  1. Buigues

    Te equivocas, AMIGO. Solo tuviste suerte puesto que yo adquirí un mp5, bueno, una amiga. Dicho aparato costó 85 euros ni más ni menos. Mi amiga, todo ilusionada, lo abrió delante de mí. Pues bueno, la sorpresa no fue otra que encontrarnos el aparato rebentado. Es decir, estaba la carcasa abollada de dentro para afuera… abierto… la pantalla rota… y lo más preocupante, la pintura del aparato deshecha. En menos de 4 horas nos fuimos a cambiarlo al mismo Carrefour, el de Gran Turia. Tras observar el aparato 3 empleados y hacer unos cuantos chistes fuera de lugar, vino el encargado. Sorpresa mayúscula cuando nos dijo que no nos lo cambiaba, que nos echaba la culpa a nosotros y que era algo con lo que deberíamos cargar. El caso es que.. al final, nos lo iba a cambiar porque… ya ves, a una multinacional no le debe preocupar perder 85 euros, siendo además que puede ir a la empresa que ha fabricado el mp5 y recuperar su dinero. Pero al final, no quisieron, que mirarían las causas del incidente y nos llamaría para la resolución.
    La sorpresa fue que al día siguiente llamaron y no quisieron cambiarlo, alegaban que estaba aplastado, siendo que estaba la carcasa de dentro para afuera. Hemos puesto la hoja de reclamaciones y todo. Hemos gastado dinero en el telefono de Carrefour que es un 902 y gasolina en los constantes viajes al C.C. Total, el lunes iremos a la Asociación de Consumidores y si hace falta esto llegará a la justicia. Lo triste es que a mí no es la primera vez que me pasa.

    Reply

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.