Posts tagged "piru"

Nunca te fuiste

Hace un poco menos de un año escribí que siempre he pensado que todos tenemos nuestro pequeño trocito de cielo cuando nos marchamos y que creo que desde allí las personas que ya tomaron su camino nos observan y nos ayudan a su manera.

Hace un año exactamente que te marchaste y espero de verdad que desde tu cielo hayas podido ver todo este año.

El año en el que por tí, Esperanza y Silla fueron un único equipo de fútbol bajo una misma camiseta.

En el que por tí la Parroquia de San Roque se quedó pequeña, muy pequeña.

El año en el que las Fallas trascendieron a la rivalidad y fueron una verdadera hermandad, junta en el recuerdo, en tú recuerdo.

A veces me pregunto cómo una persona es capaz de dejar tanta huella en tantas personas.

Pero estoy seguro que habrás visto más. Habrás visto cómo hay AMIGOS que te van a llevar siempre con ellos.

Confío en que hayas podido sonreír con el corazón al ver a tu pequeña sobrina seguir creciendo y pareciéndose cada vez más a tí.

Al ver a tu hermano, a tu cuñado y a tus dos AMIGOS liándola como hacíais los tres juntos, ese «trío veneno» que se quedó huérfano con tu marcha.

Creo que ha sido un año diferente, amargo, triste, pero en el que hay razones para la esperanza.

Porque has supuesto para muchos, y sabes para quién especialmente, un motivo para mejorar, para llegar más lejos, para que desde tu cielo te sientas orgulloso de ellos.

Supongo, no sé, que para la mayoría, nunca te fuiste.


Desde tu cielo

Hace mucho, mucho tiempo, cuando empecé a caminar por la senda de los cuadernos de bitácoras, lo hice a través de un blog titulado desdemicielo. Los que me seguís desde casi el principio lo recordaréis.

El título venía de un libro que había terminado de leer. Pero en realidad siempre he tenido la sensación de que cuando alguien se nos marcha sigue observándonos desde su pequeño rincón en el cielo: ayudándonos en secreto y velando porque nuestra vida siga el curso del destino más benévolo.

Durante este último mes, el destino nos ha arrancado a alguien muy querido y ha vuelto a mi esa sensación de que desde un lugar tan lejano como infinito, esas personas que un día desaparecieron de nuestra realidad, nos siguen mimando y ayudando.

Pero este mes mis ojos han podido ver más allá.

Han visto cómo se desgarra el alma cuando la vida te asesta un golpe tan duro que hasta vivir te duele.

He visto en la profundidad de las lagrimas la belleza del amor en estado puro, sin ningún aditivo. En la ternura de los abrazos el recuerdo de tiempos donde lo único que importaba era quién jugaba primero. En el dolor de la pérdida he admirado sorprendido como un verdadero hermano puede no compartir tu sangre.

He aprendido que existen lazos que se crean con el tiempo, con el cariño diario, compartiendo momentos y que ni la muerte es capaz de romper.

Por eso, hoy vuelvo a dejar a un lado la tecnología, la música, el cine…, y abro de nuevo la puerta de mi corazón.

Porque en el recuerdo, en nuestro recuerdo, en cada una de las anécdotas que durante tu camino has ido dejando, en cada una de las sonrisas que permanecerán en la memoria de muchos, continuarás estando vivo.

Y en cada uno de los giros del destino, de los guiños de la vida, seguiré creyendo que nos observas, sentado… , tranquilo… , sonriendo…,

desde tu cielo.

En memoria de Paquito 02/04/2010.