Date archives "julio 2013"

Herramientas de redes: ping y traceroute.

Ante cualquier anomalía de red un técnico debe actuar de forma concisa y rápida buscando aislar por completo la fuente de error.

En la mayoría de los casos el primer paso será comprobar el alcance de la anomalía y qué servicios o equipos están inaccesibles debido a ella.

Para poder obtener esta información de forma rápida y más o menos precisa todo técnico de redes dispone de dos herramientas básicas para ello: el ping y el traceroute.

Ping

PING’ el acrónimo de Packet Internet Groper, el que puede significar «Buscador o rastreador de paquetes en redes» es una utilidad que envía paquetes ICMP de solicitud y respuesta y cuya finalidad es comprobar que el equipo destino está activo y disponible. También se puede emplear para obtener la latencia (o tiempo de respuesta RTT) entre dos equipos para tener una noción del retardo existente en la conexión. [fuente: Wikipedia]

Esta utilidad suele venir instalada en la práctica totalidad de sistemas operativos/equipos de red y de ahí que ante cualquier situación problemática con una red podamos hacer uso de ella.

Para poder emplearla bajo sistemas Microsoft Windows deberemos primero lanzar una ventana de MS-DOS:

blog_pingtracert_01

Una vez en ella bastará con que empleemos el comando: ping -equipo-, siendo equipo la dirección IP o el nombre de la máquina (siempre que dispongamos de su traducción DNS correspondiente):

Si el resultado es satisfactorio la respuesta nos dirá además el tiempo de respuesta o latencia y el TTL (Time-to-live). Este último parámetro indica el número de saltos que el paquete ha realizado hasta llegar a destino, pero es un número que depende de otros factores como el tipo de conexión y que explicaremos más adelante.

blog_pingtracert_03

Si, por el contrario, el equipo no es accesible, la respuesta obtenida será la siguiente.

blog_pingtracert_04

De este modo con una única utilidad podremos obtener información acerca de la disponibilidad de determinado equipo y, por ende, de determinado servicio.

Traceroute

Traceroute es una utilidad de diagnóstico que permite seguir la pista de los paquetes que vienen desde un host (punto de red). Se obtiene además una estadística del RTT o latencia de red de esos paquetes, lo que viene a ser una estimación de la distancia a la que están los extremos de la comunicación. [fuente: Wikipedia]

En este caso lo que se realizan son llamadas a cada uno de los saltos que realiza el paquete y, por tanto, se nos informa del camino (traza la ruta) que sigue el paquete.

Mediante esta utilidad podemos comprender de forma más coherente el camino que siguen los paquetes e identificar problemas de enrutamiento, balanceo, filtado, etc.

En los sistemas MS Windows la aplicación a emplear es tracert. El procedimiento a seguir es similar, deberemos abrir una ventana de MS DOS y lanzar la aplicación: tracert -equipo-

En la respuesta veremos reflejados todos y cada uno de los saltos que realiza el equipo

blog_pingtracert_05

Si observamos, algunas líneas muestran * en lugar de valores. Esto se debe a que en ese salto nuestro equipo no ha recibido respuesta del equipo destino: hay varias razones para ello pero entre otras el equipo puede tener deshabilitadas las respuestas por motivos de seguridad.

Generalmente si realizamos esta consulta dentro de nuestra red local deberíamos poder ver todas las respuestas.

Con estas dos utilidades, un técnico de redes puede en cuestión de minutos aislar casi por completo la fuente de error de la red y de este modo enfocar todos sus esfuerzos en resolver el punto de fallo. En entornos donde existen una gran cantidad de equipos de red funcionando resulta fundamental discriminar la mayor cantidad de equipos para poder comenzar con el proceso de análisis con un número de variables reducido.

La nueva Nexus 7 pinta realmente bien

Una vez que ya tenemos sobre las manos las especificaciones de la nueva tableta que quiere vendernos el gigante americano Google empiezo a preguntarme cuál es el futuro de estos dispositivos y de este en particular.

Conocemos su potencia, sus posibles prestaciones y sus características técnicas y, en resumen, estamos hablando de un equipo potente, preparado para asumir el rol de verdadero second screen (segunda pantalla) que tanta penetración parece estar teniendo en los últimos tiempos en los hogares.

Este es, sin duda, el camino que parece que llevamos: un dispositivo de un tamaño contenido, ni son las 4 o 5 pulgadas de un terminal móvil ni las excesivas 9 o 10 de las tabletas grandes. Cómodo, con pantalla suficiente como para navegar y realizar tareas comunes de forma cómoda, para jugar y para trabajar.

¿Siete pulgadas es poco?

Yo en su día tuve la primera Nexus 7 en mis manos y me quedé asombrado cuando percibí lo idóneo de su tamaño. Las siete pulgadas son justamente las necesarias para un sinfín de actividades que no requieren el uso de un PC o de una tableta grande pero que en dispositivos de pantalla reducida se hacen realmente incómodas de manejar.

Habrá que ver cómo se desenvuelve la nueva propuesta de Google, con precios realmente competitivos, en un mercado en el que la mayor referencia, Apple, tiene con el iPad mini mucho camino por recorrer.

Siguen sin entender nada

Ayer tuve una pequeña discusión en Twitter a raíz del siguiente tweet:

— Jaume Borràs (@ignorantignorat) July 24, 2013

Vaya por delante mi más sentido pésame a todas las familias que han perdido a alguien en ese trágico accidente de tren y el máximo apoyo para todos los que están pasando por momentos tan difíciles hoy. Yo también me siento gallego hoy.

Pero volviendo al tweet inicial, intenté, en el corto espacio que nos permite Twitter, hacerle ver a este caballero lo inapropiado de introducir la política en situaciones como esta. No quiso entenderme. En lugar de eso, trató de reafirmar el contenido abogando por el hecho de que se consideraba, sobretodo, ser humano, por encima de situaciones políticas.

Sigue sin entender el sin sentido del mensaje y lo en evidencia que deja a las personas que piensan como él actitudes como esa. Si yo hubiera publicado algo como «Conquense, ingeniero y ara mismo gallego» muchos se habrían preguntado el por qué de esa incongruencia. No necesito reafirmar lo que soy constantemente porque ya lo sé. Quiza el Sr. Borrás no y por eso necesite constantemente repetir lo independentista que es, lo catalán de pura cepa que se siente. Es lo que tienen los extremos, que ciegan nuestro entendimiento hasta llegar a obligarnos a poner por delante la ideología a todo lo demás.

Nadie, Sr. Borrás, pone en duda su catalanidad, nadie salvo usted mismo, parece. Y en ese afán de demostrar al mundo que, ante todo, usted se siente catalán, es cuando deja en evidencia su extremismo irracional. La necesidad imperiosa de pintarlo todo con el color de la cuatribarrada, como si eso fuera necesario para ver cumplidos sus anhelos separatistas. Yo me siento gallego porque son mis hermanos. Pero también me siento valenciano aún sin haber nacido aquí, y conquense de cuna, y catalán, y español, y europeo y ciudadano del mundo.

A mi me gusta sumar, sentirme que formo parte de un barco y remar, pese a las circunstancias adversas, en una misma dirección para beneficio de todos. Así que si usted me pide que me fije en el contenido yo lo hago, y lo que veo es a alguien queriendo decirle al mundo en cualquier momento y ante cualquier situación que no le gusta sumar y que prefiere restar. Que se siente hermanado a alguien de Languedoc pero no quiere saber nada de alguien de Teruel. Que los aborrece. Usted se siente diferente, como de otro mundo sin ser mundo, de otro país sin ser país, y en ese mensaje, con tan sólo 6 palabras es capaz de evidenciar ese sentimiento. ¿Lo ve ahora? ¿O sigue sin entender nada?

5 razones por las que leer Juego de Tronos antes de ver la serie

Es una realidad que la serie televisiva Juego de Tronos (Game of Thrones) se ha convertido en todo un fenómeno de masas alcanzando cuotas de pantalla impresionantes y llevándola a copar todas las listas y premios audiovisuales.

No obstante, tras haber visto las dos primeras temporadas y haber comenzado la tercera, mi impresión es que es un requisito casi indispensable para saborear bien la historia de Poniente el leerse primero los libros:

1. Profundidad de los personajes. La historia congrega una cantidad inmensa de personajes que se van interrelacionando entre sí a medida que el argumento se desarrolla. Pese a que se trata de un formato televisivo en el que contamos con episodios de casi una hora de duración, lamentablemente no es suficiente como para ahondar en todos y cada uno de los matices que George R.R. Martin ha sido capaz de trasladar en las novelas.

2. Imaginación. La televisión y el cine son un medio fabuloso pero limitante. Con la palabra escrita somos nosotros los que damos rienda suelta a nuestra mente y somos capaces de imaginarnos inmensos palacios rodeados de suntuosos paisajes exóticos. Pese a la bellísima factura fotográfica que presenta la serie televisiva, todavía queda lejos de alcanzar nuestra capacidad imaginativa.

3. Historia atropellada. En un argumento de corte histórico-fantástico hay algo que se hace fundamental desde mi punto de vista: la pausa. Las cosas, cuando se cuentan, cuando se leen, van sucediendo poco a poco, y de esta manera tejen una tupida tela en la que nos sumergimos. Esa pausa no existe en la adaptación. Todo sucede rápido, las elipsis temporales entre capítulos a veces son desconcertantes y los misterios y el suspense son prácticamente inexistentes.

4. Cambios en el guión. Es inevitable, pese a contar con el apoyo del propio escritor, que la historia varíe, sufra modificaciones para poder adaptarse a un medio distinto con lo que esto conlleva. Esto puede parecer poco importante pero en algunos momentos se pierde parte de la magia de la historia al eliminar o modificar pasajes escritos.

5. Entender Canción de Hielo y Fuego. Si empezamos a conocer la historia de Poniente a partir de los libros y luego la complementamos con la serie podemos alcanzar una visión global muy interesante de todo este mundo de fantasía ideado por Martin.

Todo esto no busca en absoluto desmerecer la adaptación televisiva que es, sin ningún género de dudas, una de las mejores, por no decir la mejor, de la historia de la televisión. Se trata más bien de recomendar lo que siempre se ha dicho: primero el libro, luego la película. Con Canción de Hielo y Fuego, es indispensable.

Reseña: El Sol desnudo – Isaac Asimov

Siguiendo con la saga de los Robots de Isaac Asimov que empecé a principios de año esta semana me he terminado «El Sol desnudo», que viene a ser el tercer libro de esta colección.

A pesar de mantener la estructura de corte policíaco que comenzó en Bóvedas de Acero con el terrestre Elijah (Elías en la traducción que leí) Bailey junto con el auroriano R. Daneel Olivaw como protagonistas, las diferencias entre ambos libros son notables.

Si bien en el primero nos encontramos con una historia ambientada por completo en la Tierra que le sirve a Asimov para presentárnosla y centrar temporalmente la historia, en «El Sol desnudo» empezamos a conocer mucho más de los progresos de la humanidad, de su colonización planetaria y, sobretodo, de las divergencias socioculturales que se producen entre planetas hasta el punto de desarrollarse modelos económicos e incluso ecosistemas completos totalmente diferentes.

Lo cierto es que además de la interesante historia de misterio que comienza, como casi todas, con un asesinato sin resolver, El Sol desnudo pone encima de la mesa un escenario posible donde la humanidad deja de vivir en un solo mundo. 

Resulta tremendamente interesante analizar desde la óptica de Asimov las posibles consecuencias de esta colonización planetaria, enfrentándolas con las que produjo la colonización europea. Choques culturales, sociedades divergentes, miedos irracionales ante un profundo desconocimiento de seres que son semejantes pero que proceden de lugares distintos, etc.

Y con todo esto, de fondo, una pregunta se repite constantemente: ¿existen modelos de conducta social alternativos al nuestro? ¿son viables? Asimov, por boca de los nativos de cada lugar, dará los argumentos necesarios para plantear el debate.

En definitiva, El Sol desnudo es una historia de misterio con una excelente ambientación que te plantea dudas acerca de la condición humana y su desarrollo a lo largo del tiempo.

Nota: 7.5/10

Trailer: El Séptimo Hijo

Legendary Pictures es bastante aficionada a producir películas de corte épico/fantasioso, no en vano tiene en su haber títulos como: The Dark Kinght (2008), Inception (2010), Watchmen (2009) o las dos versiones de los titanes, Furia de Titanes (2010) e Ira de Titanes (2012).

En enero de 2014 nos llegará protagonizada por Jeff Bridges (El Gran Lebowsky, Tron) esta adaptación de las novelas de Joseph Delaney de la saga The Wardstone Chronicles. En concreto esta película se basa en el primero de los libros: The Spook’s Aprrentice.

Es difícil, con tanta película épica que lleva Hollywood metiéndonos en las salas en los últimos años predecir el nivel de esta nueva propuesta cinematográfica.

A tenor de lo que se ve en el trailer tiene buena pinta; mezclando magia, épica, batallas y fantasía y está claro que la presencia de Bridges o de Juliane Moore aseguran ciertos mínimos interpretativos. Si además también tenemos a Kit Harington (Jon Nieve para los fans de JdT) entre el los actores podemos albergar ciertas esperanzas de encontrarnos con un producto medianamente decente.

Falta que no dure tres horas y media, sea una adaptación aceptable y acabes con ganas de más.

Por de pronto ya he añadido las novelas a mi lista de próximas lecturas.

 

Análisis: Uncharted 3 – La traición de Drake.

Es hablar de Naughty Dog y Sony y que los pelos se te pongan como escarpias.

Cuando hace ya unos cuantos largos meses vi por primera vez el teaser trailer de Uncharted 3 supe que tarde o temprano caería en mis manos (y en mis mandos).

Fue con Uncharted 2 con el que tuve el placer de iniciar mi andadura como PS3-gamer y la verdad es que no pudo ser mejor el estreno. Fue la experiencia más cercana a «jugar una película» que jamás he conseguido tener.

Con Uncharted 3 hay más de lo mismo. Tal vez en algunos aspectos técnicos ligeramente mejor, pero más de lo mismo. Lo cual es bueno. ¡Qué digo bueno! ¡¡ Buenísimo !! Es una auténtica gozada: cada plano, cada giro argumental, cada escena de aventuras te sumerge de lleno en una travesía en busca de secretos y diversión.

La historia vuelve a llevarnos tras las pistas de una oculta ciudad milenaria que esconde tras de sí un poder inimaginable, esta vez en el desierto, siguiendo los pasos del que dice nuestro protagonista es su antepasado: Sir Francis Drake.

Calidad técnica impecable. Argumento trabajado y muy logrado. Jugabilidad que en algunos momentos roza la perfección. Horas de diversión que nos permiten alargarlas con un modo online evolucionado con respecto al de su versión anterior.

En definitiva estamos hablando de uno de los mejores juegos para PS3.

Sólo de pensar en «The Last of Us» me pongo malo.

https://www.youtube.com/watch?v=snrhm3BW7CI

«Todos los hombres sueñan, pero no del mismo modo. Los que sueñan de noche en los polvorientos recovecos de su espíritu, se despiertan al día siguiente para encontrar que todo era vanidad. Mas los soñadores diurnos son peligrosos, porque pueden vivir su sueño con los ojos abiertos a fin de hacerlo posible.»