Date archives "marzo 2013"

Dejemos la ceguera

IF

Mourinho es un impresentable.

Muchos conocéis mi afición por el fútbol y, en especial, por el Real Madrid. Sin embargo, mi raciocinio está todavía por encima de mi cariño por el color merengue.

Luego puedo tratar de explicar que lo hace por concentrar el foco mediático en él y no en sus jugadores, por restar presión, que es un gran entrenador a pesar de eso, los títulos le avalan y un sinfín de argumentos que todos nos sabemos ya. Pero pese a todo esto, Mourinho sigue siendo un impresentable.

Si tu filiación hacia un equipo de fútbol te impide ver algo obvio tienes un serio problema. Porque por encima de todo está la cordura y la razón.

Mucho más peligroso se convierte todo esto cuando cambiamos el entorno y nos rodeamos de idearios políticos.

Leo con profundo estupor día tras día a personas defendiendo ciegamente a los integrantes del Madrid – Barça en el que se ha convertido lamentablemente nuestro sistema político. Les dan igual los sobres de Bárcenas, la Gürtel en Valencia, los EREs de Andalucia, porque siempre tienen a mano los suficientes argumentos: tú lo hiciste peor, la culpa es tuya, con qué cara vienes a reprocharme algo cuando tú…

Si analizamos detenidamente cada uno de esos «argumentos» ninguno sostiene una defensa sobre aquello sobre lo que se exigen cuentas. El hecho no cambia.

Pero lo que es todavía más preocupante es ver a los jóvenes que deberían estar planteando el cambio, sumarse al discurso oficial que sólo busca mantener ese bipartidismo endémico que nos está llevando hacia el desastre.

Nosotros, los jóvenes, somos la llave del cambio, el paso hacia adelante en pos de la aventura de lo desconocido sin el miedo que asola a los que se apoltronan en su sillón de cuero. Somos la voz que debe denunciar la ignominia, la hipocresía, que debe luchar por la justicia y por la verdad. Si precisamente nosotros preferimos la ceguera a la razón, el amor irracional a unos colores antes que asumir la realidad y tratar de resolverla, entonces poca esperanza en el futuro nos queda.

Reseña: Bóvedas de Acero – Isaac Asimov

IF

Siguiendo con el ciclo de literatura de ciencia ficción de Asimov, ayer por la tarde terminé la segunda novela de su «Saga de los Robots»: Bóvedas de Acero.

Si la primera entrega de esta saga era, en realidad, un conglomerado de pequeñas historias que nos introducían en los albores de la llegada de la robótica en la humanidad, en Bóvedas de Acero el genio de Asimov nos presenta un universo mucho más maduro (más de 4000 años D.C.) donde los seres humanos han sido capaces de conquistar el Espacio poblando cerca de cincuenta planetas.

La Tierra, matriz de la Humanidad, está llegando a sus límites de supervivencia debido al exceso de población. Los seres humanos se hacinan en macrociudades subterráneas protegidos por grandes cúpulas metálicas: las bóvedas de acero.

La xenofobia crece contra los que son diferentes: los robots y los espacianos (seres procedentes de los planetas exteriores) provocando altercados y una delicada situación política que bordea el desastre.

Y en medio de todo esto, el asesinato de un espaciano en Espaciópolis (una ciudad de espacianos construida en pleno Nueva York y que busca integrar ambos mundos) está a punto de desencadenar una crisis diplomática de dimensiones desconocidas.

Elijah Bailey vuelve a protagonizar, esta vez en primera persona, este interesante relato en el que los elementos que han convertido a Asimov en uno de los maestros de la ciencia ficción están muy presentes.

De nuevo, una obra muy recomendada.

 

Las ventas de canciones digitales caen por segunda vez en la historia.

songdownloads2005-2012

Aunque es probable que no tarden en achacar esta caída a las descargas ilegales, lo cierto es que tras unos cuantos años de bonanza económica en el mundo de la música digital parece que, al menos, la situación está empezando a cambiar de tendencia.

Digital Music News y Nielsen SoundScan han publicado sendos artículos en los que corroboran con datos que este principio de 2013 se ha vuelto a producir una caída en el total de ventas de canciones digitales. Es una caída leve, estamos hablando de un 2%, pero es significativo por lo que puede representar.

En un ecosistema como el de Internet en el que inexorablemente nos dirigimos hacia un almacenamiento en la nube (Dropbox, Google Drive, SugarSync, Mega) parece que el grueso de los consumidores de música digital están cambiando su forma de consumirla: están dejando atrás el concepto de descargar y almacenar en el dispositivo para comenzar a disfrutar de la música directamente desde la fuente mediante streaming de medios (Spotify es el ejemplo más conocido).

Esto deja a las jurásicas discográficas en una situación quizá todavía peor que antes. Si plataformas similares a Spotify empiezan a proliferar y con ello arrastran a caídas las ventas de los contenidos, gran parte de su negocio, el de vendernos el continente (en formato físico o digital) podría verse seriamente comprometido.

Eso sí, que quede claro que la culpa de todo la tienen los malditos piratas.

Vía | GenBeta

Reseña: Palmeras en la nieve.

blog_palmeras

Hay veces que un libro es capaz de sumergirte tan profundamente en él que cuando lo terminas sientes como si despertaras de un profundo sueño.

Palmeras en la nieve, de Luz Gabás, es de esos libros. Ambientado a caballo entre mediados del siglo XX y la actualidad, nos narra la historia de algunos de los colonos españoles que marcharon hacia la isla de Fernando Poo (actualmente conocida como Bioko) en la lejana y exótica Guinea Ecuatorial en busca de fortuna con la exportación del cacao.

Muy lejos quedan para gente de mi edad los ecos de la España colonial y, pese a ello, Gabás es capaz de mostrarnos la frondosidad de la selva guineana con una vivacidad y claridad que hace que casi sientas el opresivo calor en tu pecho conforme vas leyendo. Y con cada gota de sudor revives la dureza de la vida lejos de la tierra natal, la dificultad de la convivencia entre culturas, la crueldad del racismo, de la intolerancia, del miedo a lo diferente.

Entre tanto, nos teje una preciosa historia de amor, desamor, violencia, respeto y recuerdo entre los convulsos años en los que Guinea Ecuatorial consiguió la independencia. Una historia que llega despacio, como sin querer, presentándose entre velados recuerdos e historias inconexas, pero que conforme va cogiendo forma se te agarra de tal forma que sus personajes los haces tuyos, terminan siendo conocidos, amigos.

Una increíble forma de conocer mucho más y desde muchas más miradas lo que allí sucedió, cómo se comportó España con ellos, cómo se comportaron ellos con España.

Y con ello intentar alcanzar un punto más de comprensión en este tipo de conflictos y, sobretodo, no olvidar: ni a los que fueron y volvieron, ni a los que se quedaron.

Recomendadísimo.

#escuchando: Passenger – Let her go.

Polymath

blog_polymath

Years ago, in the middle of 15th century, at Vinci, Republic of Florence, a child was born.

This child had a destiny. He was going to change the entire world.

One man. The whole world.

With him, the myth of the «Reinassance Man» became true. A man who was capable to of concentrate the knowledge of many and diverse areas. A man able to know about physics, architecture, music, painting.

This type of human being was called polymath, and the man himself, Leonardo Da Vinci.

Nowadays his work lasts.

The Gioconda in painting.

The helicopter and the submarine in engineering.

The Viturbian man in anatomy.

And the list continues.

But back to the actual reality, in the 10s of the 21st century the «polymath» seems doomed to disappear. The engineers must specialize his knowledge in something instead of having a deep background in many areas.

Is this the correct path?

Who knows. But there is one thing important to take into consideration: only with the join of both, the art and the science, the mankind will be able to change the world as we know it now.

La libertad

Nos despertamos y casi desde ese mismo instante nuestro entorno nos bombardea:

– Los anuncios nos dicen qué consumir.

– Los diarios nos dicen qué pensar.

– La radio nos dice qué bailar.

– La gente nos dice qué está bien, qué esperan de nosotros.

Vivimos en una sociedad donde todo está enlatado y prefabricado para ser directamente consumido. Donde la realidad viene impuesta por modas que nacen en algún despacho y que asimilamos como nuestras. Donde la voz autorizada no es sino el murmullo de decenas de miradas agazapadas.

¿Dónde radica nuestra libertad?

La libertad surge de nuestra visceralidad, de nuestra capacidad de hacer, decir, comprar, bailar, escribir lo que nos rote de los santos innombrables «a pesar» del mundo.

Y entrecomillo a pesar porque esto es lo fundamental: a pesar de ellos, de los que son iguales, gotas idénticas en un mar movido por la inercia, de los que escriben lo que es políticamente correcto, de los que nos dicen qué hacer porque así se sienten importantes. El miedo a lo diferente les hace señalar aquello que no entienden.

Así que ríe, haz, grita, compra, escribe, siente y baila al son que marque tu estómago.

Ese es el camino hacia la libertad.