Date archives "abril 2012"

¿Por qué me gusta… Gossip Girl?

Entiendo que existe cierta resistencia a ver series que distan mucho de los círculos de gustos por los que generalmente uno se mueve. Sin embargo, la eclosión de series de todo tipo de temática en Estados Unidos nos permite estar un día inmersos en la lucha por conquistar un reino olvidado en un mundo de fantasía para luego al día siguiente conocer las aventuras y desventuras de la clase pudiente de un barrio rico de Nueva York.

Precisamente esta última es la premisa sobre la que se asienta Gossip Girl. Y durante las 5 temporadas que lleva en antena se ha esforzado especialmente bien en conseguirlo. Heredera de otras series de corte adolescente como One Tree Hill, 90210 o Dawson Crece, Gossip Girl nos presenta a unos jóvenes ricachones y sus problemas con su “difícil” día a día. Relaciones amorosas, traición, lucha de poder, dinero, estafa… un mundo que aparece como idílico en un principio pero que nos muestra sus miserias capítulo a capítulo.

No es una serie con altas pretensiones y no busca hacerte reflexionar sobre el sentido de la vida, sino más bien evadirte de todo durante un rato con las idas y venidas amorosas de sus personajes. Y en realidad, logra que los termines queriendo.

No me cabe duda de que no pasará a la historia como la mejor serie jamás realizada, sin embargo, bien puede estar en tu lista de series que ver cuando no tienes nada mejor que hacer.

Ya sabes, todo cotilleo nos vale…

XOXO Gossip Girl

Creando un panel deslizante con jQuery

jQuery es realmente una herramienta potente que nos permite extender la funcionalidad del navegador para mejorar la experiencia del usuario de forma notable.

Uno de estos días dedicaré un análisis algo más extenso sobre la idoneidad de trabajar con jQuery + PHP y de qué ventajas reales nos ofrece.

Lo que hoy nos ocupa es un pequeño tutorial de cómo realizar de forma rápida y sencilla un vistoso panel deslizante que nos permita «mostrar» y «esconder» información a partir de una pestaña que aparezca en la parte superior de nuestra web.

En los siguientes fragmentos os muestro el código asociado a los 3 archivos que necesitáis tener:

[cc lang=’css’ ]#panel{
margin-top: 600px;
width: 100%;
height: 0px;
color: #999999;
background: #272727;
overflow: hidden;
position: relative;
z-index: 3;
}[/cc]

[cc lang=’html4strict’ ]

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.

[/cc]

[cc lang=’javascript’ ]
$(document).ready(function() {
$(«div#panel»).height(0);
$(«div.panel_button»).click(function(){
$(«div#panel»).animate({
height: «200px»
});
$(«div.panel_button»).toggle();
});
$(«div#hide_button»).click(function(){
$(«div#panel»).animate({
height: «0px»}, «fast»);
});
});
[/cc]

Si observamos el funcionamiento es realmente sencillo. Por un lado disponemos de una definición CSS para un elemento div de las dimensiones que queremos que sea nuestro panel con la propiedad «overflow:hidden».

Gracias a esto y al height inicial de 0px, el panel no se mostrará inicialmente, mientras que el botón, que bien puede ser una pestaña en PNG, sí que aparecerá (su versión ON).

El archivo javascript es el que, obviamente, gestiona la funcionalidad, y lo hace mediante dos conceptos:

Cuando detecta un evento «click» sobre la pestaña (que no es más que una imagen) desencadena el funcionamiento: cambia los parámetros de height del panel de forma progresiva (dando la sensación de que el panel se desliza) y cambia la imagen de la pestaña a su versión OFF.

Sencillo, limpio y rápido.

Y ya sabéis, dudas o lo que necesitéis, en los comentarios.

 

Reseña: El Alquimista – Paulo Coelho

He de agradecerle enormemente a mi querida amiga Vicky (@vickyDA84) la recomendación de la lectura de El Alquimista, un pequeño ensayo metafísico en forma de fábula de Paulo Coelho.

El Alquimista es una obra para pensar, corta, con mucho simbolismo, que te sumerge en la historia de un joven pastor de ovejas andaluz que decide conocer su Leyenda Personal a través de las señales que le va dejando la vida.

Y sobre esta historia Coelho asienta una declaración sobre la Naturaleza de la vida, sobre cómo estamos todos interconectados y cómo influyen en nuestras decisiones nuestro Destino escrito.

De lectura cómoda, sencilla y muy breve, El Alquimista es una buena excusa para sumergirte en una reflexión interna sobre hacia dónde te dirigen tus pasos.

Nota: 7/10

Crítica: Ira de Titanes

El fallo fue mío.

Porque ya había visto Furia de Titanes y me había parecido insufrible en todos los aspectos posibles. Y fui esperando que la segunda parte (porque eso pretende ser aunque en ningún punto de la historia lo especifiquen) me dejara un mejor sabor de boca.

Lamentablemente no fue así. Ira de Titanes hace hincapié en los mismos errores de su predecesora: guión insulso, historia plagada de inexactitudes y actores mediocres. A Perseo (Sam Worthington)  no se le puede echar mucho en cara: su inexpresividad ya no nos sorprende. La elección de Andrómeda (Rosamund Pike) sin embargo sí que marca negativamente la película: no le pega el papel ni con cola de carpintero. Hablar del tercero de los protagonistas, Agenor (Toby Kebbell)… eso ya es pasar de castaño a oscuro. Que alguien me explique que hace el doble de Eddie Murphy, y no por el parecido físico sino por la cantidad de tonterías y chascarrillos que suelta a lo largo de la trama, metido en una película que se ambienta, si señores, en plena Grecia Antigua.

A esta película sólo la salvaría una mayor presencia de Hades (Ralph Fiennes) y Zeus (Liam Neeson) que son los dos únicos que se salvan en este bodrio: y que espero que no vuelvan a permitirse trabajar en algo así.

En definitiva, una verdadera lástima, porque las historias mitológicas dan para mucho, ya lo demostró Zack Snyder con su adaptación de 300, pero así lamentablemente no.

Nota: 3/10