Date archives "febrero 2009"

Coca cola lo vuelve a hacer

Los que me conocen bien saben que soy un auténtico apasionado de la buena publicidad.

Obviamente, no llego al Nirvana viendo como los «Special K» de Kellogg’s te hacen ir al baño todos los días a las 7 de la mañana, pero si que me emociona ver que todavía existen, escondidos y muy mal tratados, verdaderos genios del márketing y de la publicidad.

Coca Cola, de vez en cuando, los contrata y se permite el lujo de tener una campaña publicitaria digna.

No digo más, mirad vosotros mismos su último anuncio.

Ultimamente debo estar más tierno que de costumbre porque me ha emocionado. :’)

Crítica: Slumdog Millionarie

Ayer volví a creer en los milagros.

Después de que durante los últimos meses mi fe en que todavía se pudiera hacer cine de calidad y para el disfrute de los espectadores se fueran diluyendo entre «crepúsculos», «7 almas» y «ultimatums a la tierra» finalmente encontré la respuesta a mis plegarias.

Slumdog Millionarie es sencillamente una obra maestra del cine actual: sin excesivas pretensiones, con una idea ya he usada pero desde una perspectiva nunca vista. Durante toda la película disfrutas sentado en la butaca de las más variopintas sensaciones: humor, tristeza, rabia… y emoción, muchísima emoción.

Hacía muchos años que no me emocionaba tanto en una sala de cine.

No os contaré nada de la trama ni de la película en sí.

Merece la pena que cada uno de sus detalles, de sus mil y una sutilezas las descubráis yendo al cine.

Los mejores 6€ que he invertido en años.

Signos

Llevo unos cuantos días de constantes cambios y sobretodo de un montón de nuevos proyectos interesantes a la vista. Quizás esto último sea la razón por la que he dejado un poco aparcada mi tarea pseudoperiodística en este blog.

De todas formas, con la llegada de estos nuevos retos, seguramente la actividad aumentará notablemente.

Os dejo, para que luego no digáis, con un estupendo cortometraje que merece la pena ser visto con calma y que nos habla de otras formas de comunicarse en la vida:

Crítica: El curioso caso de Benjamin Button

El pasado Sábado, tras el fin de semana festero destroyer anterior, tocó reunión de amig@s para una noche de relax con cenita y cine.

Aunque tuvimos ciertos problemas «logísticos» para cenar (terminamos cenando en el Burger King) pudimos coger un buen sitio en el cine: buscar buena colocación para 7 personas es complicado.

La película partía con bastante bombo mediático y con dos puntos importantes: el papel protagonista de Brad Pitt con su caracterización y las 2 horas y 40 minutos que duraba.

Con sus 13 nominaciones al Óscar, bien merecidas todo sea dicho, la historia  que se presenta está a medio camino entre un cuento de los que te susurraban antes de dormirte de pequeño y una novela psicológica profunda.

El argumento es por todos conocido, Benjamin Button es un niño que nace viejo y cuyo caminar por la vida sigue el sentido opuesto al natural: conforme pasan los años él se va haciendo más joven.

Y es su historia y cómo ha de convivir con lo que le hace tan distinto al resto lo que permite al espectador sumergirse e identificarse con él.

La actuación de sus dos principales protagonistas: Brad Pitt y Cate Blanchet es tremenda. El maquillaje, la ambientación y los efectos visuales para conseguir la sensación del paso del tiempo roza la perfección. Y sobretodo el mensaje, esa idea que se mantiene durante toda la película como si de una suave neblina se tratase: Nada es para siempre, pero cuando sucede, entiendes por qué merece la pena.

Sin lugar a dudas los 6€ mejor empleados en una sala de cine en mis últimos 4 meses.

PD: «… ¿os he contado alguna vez que me han caido 7 rayos? …»

5 razones para usar Gmail

Si hay una herramienta estrella desarrollada por Google, esta es sin lugar a duda su gestor de correo online.

Gmail ha sido la gran revolución de todos los webmail que existían en el mercado.

Nació allá por el 2004 y sólo era accesible por invitación de otro usuario. Irrumpió fuerte en el mercado de los servicios de webmail al ofrecer 1GB de espacio de correo frente a los irrisorios 2 MB que ofrecía el popular por entonces servicio de Microsoft: Hotmail.

En la actualidad es, probablemente, el sistema de correo más extendido (salvando a los usuarios de Messenger que tienen cuenta de Hotmail).

He aquí mis 5 razones por las que es imprescindible utilizarlo:

1. Es ubicuo. A diferencia de los antiguos sistemas de correo basados en cliente-servidor, Gmail es accesible desde cualquier punto con conexión a internet y un navegador de forma inmediata: sin instalaciones de programas por en medio y teniendo todo exactamente igual en cada sitio.

2. Su modelo de gestión de correos es el mejor. Al principio, cuando nos vinieron con el tema de las etiquetas lo consideré farragoso y poco útil (venía de la costumbre de usar carpetas para los correos). Tras una semana de uso, el sistema me pareció una maravilla. Es útil, rápido, intuitivo y sobretodo te permite llevar una organización de los correos prácticamente al milímetro.

3. Vive un proceso de constante actualización. Cada dos o tres semanas aparece una funcionalidad nueva que mejora las prestaciones del servicio. Esto dice mucho del proyecto puesto que no te transmite la sensación de estar estancado.

4. Tiene un sistema de chat sencillo pero útil integrado. Para esos momentos del trabajo que no tienes nada que hacer, o para cualquier situación en la que no tienes instalado ningún cliente de mensajería instantánea, gmail te proporciona soluciones para ello.

5. El espacio. Nunca, salvo que te dediques a enviarte películas de cine cada 3 días, vas a tener problemas de espacio. La capacidad de almacenamiento de Gmail aumenta cada día.

Si con estas cinco razones no te he convencido te animo a que te pases por http://www.gmail.com y lo pruebes durante un tiempo. Seguro que después no podrás dejar de usarlo.