Una odisea… (I)

Después de unos cuantos días de retiro espiritual, ha llegado el momento de volver a la marcha cotidiana de este sencillo espacio.

He estado esperando a volver por diversas razones, aunque las más importantes son dos. Una, que el pasado 7 de Mayo el blog cumplía su primer año y era mi intención celebrarlo (aunque lo hice de otro modo @^,^@) publicando un post especial.

Por otro lado, quería primero pegarle una buena limpieza al portatil para empezar con todo recién instalado.

El problema ha sido que se han conjugado dos de mis peores enemigos: la falta de tiempo y la falta de ganas.

Sin embargo, anoche decidí, sin previo aviso, que había llegado el momento de abandonar Windows Vista y todos sus problemas y volver a Windows XP y Linux. ¡ Quién me mandaría !

Esta esa la historia de la sin razón de los Sistemas Operativos.

Domingo 18 de Mayo. 20:50. Se consuma el descenso del Zaragoza, el Real Madrid – Levante está por empezar. Nadal es el Dios de la tierra batida. Llevo una tarde de esas de perreo total por culpa del tiempo que no invita a hacer nada. Decido, sin pensarlo mucho, que me voy a cargar a Vista y voy a volver a mi viejo XP.

21.40. Preparo 2 CD’s vírgenes y me grabo el Windows XP UE Colossus. Una versión con los drivers SATA actualizados y con la instalación desatendida (se auto-instala). Mientras se graban me hecho un par de partidas al juego de coches mágico.

22.50. Reinicio y procedo a instalar. Error. No detecta el Disco Duro. ¿WTF?

23.30 Vuelvo a Vista, consulto en los foros sin obtener demasiadas respuestas. Opto por descargarme una versión con el Service Pack 3 (última actualización de Micro$oft) y que, según dice, tiene los últimos drivers SATA. De paso, cae otra partidita al susodicho juego y me preparo para dormir.

Lunes 19 de Mayo. 00.40 Después de un buen rato consigo descargarme todos los archivos y grabarlos en un CD. Volvamos a intentarlo.

01:15. ¡Bien! Detecta sin problemas el Disco Duro y procede a realizarse la instalación.

Como ya es tarde, decido dejarlo instalándose y a la mañana siguiente tenerlo ya todo listo.

Lo que jamás podría imaginar es la sorpresa que este precios portátil me tenía reservada por la mañana.

Continuará…

1 Comment Una odisea… (I)

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.