Home Etiquetas Posts etiquetados con "Series"

Series

Somos un país de piratas.

No lo digo yo, lo dicen muchos estudios realizados en nuestro país que nos colocan a la cabeza de los países consumidores de contenidos protegidos por derechos de autor de forma ilegal.

Ahora bien, mi pregunta es: ¿lo somos por voluntad o por necesidad?

No quiero entrar en el debate de si la cultura debe ser gratuita o no.

Mi objetivo es otro, la pregunta que lanzo va en otra dirección: ¿dispone España de las plataformas necesarias para proporcionar un servicio de distribución de contenidos a la altura de los tiempos que corren?

Mi respuesta en este caso es mucho más sencilla: no.

Falta de innovación

En España llevamos unos cuantos lustros a la cola de la implantación de las nuevas tecnologías.

Junto a las conexiones con anchos de banda lejos de los países más desarrollados, nos encontramos con la práctica inexistencia de plataformas que faciliten el consumo de contenido.

Con la llegada de Spotify vimos la respuesta a esta necesidad. El gran logro de Spotify en realidad son dos: cantidad y facilidad. Una aplicación multiplataforma sencilla de utilizar unida a la posibilidad de escuchar prácticamente de todo.

¿Por qué no existe algo similar para series/cine?

Pese a que no tengo una respuesta consistente, intuyo que tiene mucho que ver con la segmentación del mercado y con los intereses de los grandes (ahora más bien el gran) sistemas de pago por visión con Movistar+ a la cabeza. Un sistema que te permita consumir sólo aquello que realmente quieres pagando por ello un precio sensato, mucha gracia no les hace.

Y en esas estamos, utilizando canales alternativos por la falta de soluciones reales que cubran las necesidades de los consumidores.

Pero eso sí, la piratería es culpa de el español medio, que lo quiere todo gratis.

El futuro

Parece que la llegada de Netflix a España puede suponer un pequeño cambio en el panorama actual.

Digo pequeño debido a que su catálogo es reducido. No obstante se presenta con un modelo de negocio similar al de Spotify y esto es lo que resulta verdaderamente interesante.

Los próximos meses se aventuran divertidos en cuanto a movimientos de las operadoras y de sus ofertas. La gran incógnita es si se acercarán a un modelo más adecuado a lo que la actual tecnología les permite o seguirán ancladas en fórmulas del pasado.

0 99

Estaba claro que repetir la fórmula de éxito que catapultó a Pizzolato y con él a dos figuras de la talla de McConaughey y Harrelson a la fama iba a ser tarea complicada.

True Detective se estrenaba hace poco con una nueva y renovada temporada con Colin Farrell y Rachel McAdams como caras más visibles.

Un nuevo True Detective: Las semejanzas y las diferencias

Lo cierto es que esta nueva temporada mantiene ciertos aspectos de su predecesora aunque difiere en otros.

En primer lugar nos encontramos con una cabecera cuya banda sonora se aleja de la potente Far From Any Road de The Handsome Family. Esta vez Pizzolato ha decidido utilizar la profunda y perturbadora voz de Leonard Cohen al mismo tiempo que vuelve a usar esas imágenes mezcladas con tanta carga visual que ya emplease en la primera temporada.

Para seguir con las semejanzas, la historia comienza a desarrollarse sobre una pequeña ciudad, esta vez del estado de California, en la que nadie parece ser quien aparenta. Esto es algo que ya me gustó mucho de la primera temporada: la profundidad de cada uno de los personajes, su pasado, su bagaje emocional.

Sin embargo no estamos en Lousiana y esa tremenda tensión natural que se apreciaba en los planos de la anterior entrega desaparece. En esta pequeña ciudad de Vinci parece que lo que oprime a sus gentes es la llegada inminente de los especuladores y de las macroconstrucciones, ese equilibrio inestable entre corrupción y progreso.

Otra de las grandes diferencias, aunque menos acusada, es la diversificación del peso narrativo. Durante la primera temporada existía una sola moneda con dos caras: Matthew McConaughey y Woody Harrelson. Ying y Yang. El primer episodio de la segunda temporada muestra, al menos, a cuatro grandes protagonistas: un devastado Colin Farrell, una compleja Rachel McAdams, un enigmático Taylor Kitsch y un malo malísimo Vince Caughn (con Kelly Reilly a la sombra).

Los personajes

En este primer análisis os hablaré de los que para mi son los tres ejes fundamentales a nivel de personajes de la serie.

Dejo a un lado a Vince Vaughn a la espera de ver el desarrollo de su personaje. Como adelanto he de decir que en este primer episodio cumple y con creces.

img_trued_colin

Colin Farrell [El poli malo]: Intuía que su personaje tendría que ver mucho con esa idea que transmite de persona devastada por las adicciones con un pasado del que no logra deshacerse y que lo atormenta día tras día. Aquí vuelven a utilizar los flashbacks para contarnos el desarrollo del Detective Ray Velcoro. Farrell está exactamente donde se le espera y, aunque no es McConaughey, da la sensación de que tiene mucho margen de crecimiento.

img_trued_rach

Rachel McAdams [La poli complicada]: Con ella influye el estar perdidamente enamorado de su sonrisa y, pese a todo, verla en el papel de policía dura, curtida en las batallas diarias de la vida y con una familia desestructurada hacen que uno sienta que va a tener una importancia tremenda en el devenir de los hechos en la serie.

img_trued_taylor

Taylor Kitsch [El poli misterioso]: Por último la grata sorpresa. Al no querer informarme demasiado sobre el estreno para no comerme ningún spoiler tampoco supe de su participación. Taylor Kitsch me gusta mucho como actor pero es que su personaje me llama todavía más la atención. La sensación de ambigüedad que transmite, de estar un paso por encima del bien y del mal y, en algunos momentos, ese ligero destello de semejanza a Rust Cole, han hecho que se haya convertido en mi personaje favorito por ahora.

Una idea en el aire

Tensión, misterio y juego de espejos es lo que vuelve a traernos Pizzolato. Mezcla sin igual de música, imagen e historia en lo que de nuevo quiere convertirse en una revolución en el mundo de las series de televisión. Si la rueda se puede reinventar y, si no mejorar, si enfocar de manera diferente, muy posiblemente este sea el caso de True Detective en su segunda temporada.

Leo en Vaya Tele que el visionado online de El Tiempo entre Costuras tiene un coste de 0,72€ por capítulo, y sinceramente me parece una excelente noticia.

¿Te has vuelto loco?

En absoluto. Nos llevamos quejando mucho tiempo de que la mal denominada piratería surge por cubrir una necesidad que ahora mismo no tiene alternativa razonable en el mercado legal. No es de recibo pagar cerca de 10€ por un libro en formato electrónico o más de 4€ por el alquiler de una película online.

Cuando reduces al mínimo los costes de distribución: el canal lo pongo yo y la empresa sólo debe aportar el almacenamiento en la nube, debe verse reflejado en el precio de formar notable. Y hasta ahora no era así.

Antena 3 cambia el guión

Pero llega Antena 3 con su serie estrella de todos los tiempos (al menos por este semestre): El Tiempo entre costuras, y decide cambiar la estrategia. Yo les aplaudo.

Te facilitan el acceso al capítulo ya emitido por 0,72€ y ahí ya estamos hablando de un coste más cercano a la realidad.

Alguien puede criticar que se trate de un capítulo ya emitido y que además otras series estén en línea de forma gratuita pero tú estás pagando por verlo en HD cuando quieras y donde quieras y sin publicidad. Pagar no llega a un euro por eso creo que es, bajo mi punto de vista, aceptable.

El sector de la distribución de contenidos debe moverse en esa dirección, costes muy bajos proporcionando servicios de calidad porque el retorno de la inversión llegará cuando, como siempre digo, el coste de buscarlo en las redes de descarga directa, con una calidad decente y en condiciones sea mayor (en tiempo y, por tanto, en dinero) que el pagar directamente por él.

Es una realidad que la serie televisiva Juego de Tronos (Game of Thrones) se ha convertido en todo un fenómeno de masas alcanzando cuotas de pantalla impresionantes y llevándola a copar todas las listas y premios audiovisuales.

No obstante, tras haber visto las dos primeras temporadas y haber comenzado la tercera, mi impresión es que es un requisito casi indispensable para saborear bien la historia de Poniente el leerse primero los libros:

1. Profundidad de los personajes. La historia congrega una cantidad inmensa de personajes que se van interrelacionando entre sí a medida que el argumento se desarrolla. Pese a que se trata de un formato televisivo en el que contamos con episodios de casi una hora de duración, lamentablemente no es suficiente como para ahondar en todos y cada uno de los matices que George R.R. Martin ha sido capaz de trasladar en las novelas.

2. Imaginación. La televisión y el cine son un medio fabuloso pero limitante. Con la palabra escrita somos nosotros los que damos rienda suelta a nuestra mente y somos capaces de imaginarnos inmensos palacios rodeados de suntuosos paisajes exóticos. Pese a la bellísima factura fotográfica que presenta la serie televisiva, todavía queda lejos de alcanzar nuestra capacidad imaginativa.

3. Historia atropellada. En un argumento de corte histórico-fantástico hay algo que se hace fundamental desde mi punto de vista: la pausa. Las cosas, cuando se cuentan, cuando se leen, van sucediendo poco a poco, y de esta manera tejen una tupida tela en la que nos sumergimos. Esa pausa no existe en la adaptación. Todo sucede rápido, las elipsis temporales entre capítulos a veces son desconcertantes y los misterios y el suspense son prácticamente inexistentes.

4. Cambios en el guión. Es inevitable, pese a contar con el apoyo del propio escritor, que la historia varíe, sufra modificaciones para poder adaptarse a un medio distinto con lo que esto conlleva. Esto puede parecer poco importante pero en algunos momentos se pierde parte de la magia de la historia al eliminar o modificar pasajes escritos.

5. Entender Canción de Hielo y Fuego. Si empezamos a conocer la historia de Poniente a partir de los libros y luego la complementamos con la serie podemos alcanzar una visión global muy interesante de todo este mundo de fantasía ideado por Martin.

Todo esto no busca en absoluto desmerecer la adaptación televisiva que es, sin ningún género de dudas, una de las mejores, por no decir la mejor, de la historia de la televisión. Se trata más bien de recomendar lo que siempre se ha dicho: primero el libro, luego la película. Con Canción de Hielo y Fuego, es indispensable.

1 740

blog_spartacus

El fin de semana pasado Starz emitía el último capítulo de la serie Spartacus: Sangre y Arena, la controvertida recreación histórica de la vida del esclavo romano Espartaco y sus guerras contra la República de Roma.

Digo controvertida porque en un afán de realizar un acercamiento a la cruda realidad de la civilización de la época la serie adolece de un exceso de sangre y escenas de alto contenido erótico que la hacen alejarse de un público más general. Y tal vez esta forma de hacer diferentes las cosas es lo que ha hecho que se convierta en una serie especial.

Capaz de sobrevivir a la enfermedad y posterior muerte de su actor protagonista: Andy Whitfield (39 años), mantuvo unos índices de audiencia más que aceptables y fue, en el periodo de convalecencia de Andy, capaz de desarrollar una interesante precuela: Spartacus, Dioses de la Arena.  En ésta el papel protagonista recaía en la figura de Gannicus, uno de los más fieles compañeros de Espartaco en su cruzada contra la esclavitud romana.

En su conjunto la serie es una interesante mezcla de excesos con contenido histórico en la que en algunos momentos te sientes sumergido en la desagradable realidad de una sociedad como la romana previa al Imperio de César. La decadencia, la codicia, el desprecio por la vida humana, los anhelos de los desfavorecidos y el poder casi ilimitado de la casta política, son los ingredientes sobre los que se entretejen las historias personales de los grandes personajes de Spartacus, Sangre y Arena.

En otros momentos, sin embargo, la reiteración de planos realizados con CGI y el abuso de cámara lenta, heredado de la maravillosa 300 de Zack Snyder, terminan por marearte y sacarte de lleno del contexto en el que se desarrolla la historia.

Las primeras dos temporadas te acercan bastante más a la realidad de la Roma (o la Capúa en este caso) de aquellos tiempos y se hacen interesantes gracias a su ritmo e historias secundarias mientras que la tercera y última se trata más bien de un intento, notable pero justito, de darle un final decente a la serie.

El vacío, eso sí, que deja en mis fines de semana, es complicado que lo llene alguna de las actuales producciones en la parrilla.

There is no greater victory than to fall from this world as a free man.

One day Rome shall fade and crumble, yet you shall always be rembemered.

0 312

Entiendo que existe cierta resistencia a ver series que distan mucho de los círculos de gustos por los que generalmente uno se mueve. Sin embargo, la eclosión de series de todo tipo de temática en Estados Unidos nos permite estar un día inmersos en la lucha por conquistar un reino olvidado en un mundo de fantasía para luego al día siguiente conocer las aventuras y desventuras de la clase pudiente de un barrio rico de Nueva York.

Precisamente esta última es la premisa sobre la que se asienta Gossip Girl. Y durante las 5 temporadas que lleva en antena se ha esforzado especialmente bien en conseguirlo. Heredera de otras series de corte adolescente como One Tree Hill, 90210 o Dawson Crece, Gossip Girl nos presenta a unos jóvenes ricachones y sus problemas con su “difícil” día a día. Relaciones amorosas, traición, lucha de poder, dinero, estafa… un mundo que aparece como idílico en un principio pero que nos muestra sus miserias capítulo a capítulo.

No es una serie con altas pretensiones y no busca hacerte reflexionar sobre el sentido de la vida, sino más bien evadirte de todo durante un rato con las idas y venidas amorosas de sus personajes. Y en realidad, logra que los termines queriendo.

No me cabe duda de que no pasará a la historia como la mejor serie jamás realizada, sin embargo, bien puede estar en tu lista de series que ver cuando no tienes nada mejor que hacer.

Ya sabes, todo cotilleo nos vale…

XOXO Gossip Girl

0 332

Una de las series más esperadas para este 2012 es, sin ningún género de dudas, la segunda temporada de Juego de Tronos, adaptación de la saga literaria “Canción de Hielo y Fuego” de George R.R. Martin.

La primera temporada fue capaz de agradar a fanáticos de la saga y a la gente que no la conocía y, precisamente en una serie de este tipo es algo digno de analizar.

Los ávidos lectores de la saga son los primeros en sacarle fallos a una adaptación. En parte debido a que lo que ven, a veces, difiere en exceso de cómo se lo han imaginado mientras lo leían. En otros casos la versión cinematográfica requiere unas licencias que se desvían de la historia de la novela. En Juego de Tronos esto, en general, no ha sucedido: los fans están encantadísimos de cómo ha sido adaptada y en esto tiene mucho que ver que en el proyecto esté involucrado activamente el escritor.

Los que desconocen la serie tienen la difícil tarea de entender una saga plagada de relaciones, nombres, lugares, etc. Un mundo completamente nuevo. Y todo esto sin perder el hilo de la acción y sin llegar a abrumarse ni a aburrirse. Y en este caso, de nuevo, lo han conseguido: la serie ha sido capaz de llegar al público en general y alcanzar unos más que destacables índices de audiencia.

Qué nos espera en la segunda temporada

Choque de Reyes, título de la segunda parte de Canción de Hielo y Fuego se asienta sobre las bases construidas en Juego de Tronos, la primera parte, y consigue desarrollar en profundidad las relaciones existentes entre todos los personajes. Batallas, traiciones, amor y muerte. Ingredientes que, mezclados en un caldero medieval con unas pequeñas gotas de una magia antigua desconocida, van a convertir, sin duda, a Juego de Tronos Season 2 en otro auténtico exitazo.

April is coming! 

Para los que todavía no lo sepáis, Miso es una aplicación online que te permite hacer una especie de “check-in” de las series que estás viendo. La idea en sí se aproxima bastante al concepto de “Social” que tanto están cogiendo muchas aplicaciones en la nube.

Sin embargo, pese a que la idea inicial es interesante y divertida, la base de datos la construyen los propios usuarios y la comunicación con Twitter y Facebook es perfecta, adolece de un problema de base que si no lo solucionan pronto probablemente provocará que la idea se extinga.

Al menos desde mi punto de vista, en lo que a series se refiere, la aplicación tendría un potencial increíble si existiera alguna forma de llevar un seguimiento de las series que ves y de que te avisaran de que hay disponible un capítulo nuevo.

Todo el sistema ahora mismo se reduce a hacer check-in y ganar “puntos” por hacerlo. No existe una utilidad real.

¿Y vosotros, qué herramientas usáis para llevar un seguimiento de las series que veis?

Enlace | www.gomiso.com

0 654

Está claro que adaptar una novela ambientada en la Edad Media no es tarea sencilla.

He leído por la blogosfera un sinfín de críticas a la adaptación para televisión de la obra de Ken Follet, Los pilares de la Tierra.

Ayer tuve la oportunidad de ver el primero de los episodios de esta miniserie y la sensación al terminarlo fue de estar viendo una adaptación más que correcta.

Es probable que influya el hecho de que leí la novela hace ya unos años y que posteriormente leí la secuela: Un mundo sin fin. El caso es que la serie ha conseguido devolverme a la atmósfera del libro y me ha recordado, en parte, la profundidad de algunos de los personajes.

Es cierto que el hilo narrativo de la serie no se asemeja demasiado al del libro y que la fotografía no es todo lo buena que debería ser para una obra de estas características, pero no nos pongamos demasiado finos, que en tierras españolas nos llegan “Hispania” y “En Tierra de Lobos”. Y por lo visto en las promociones, dan miedo.

De nuevo os animo a leer el libro y, en la medida de lo posible, ver esta estupenda serie. Un verdadero placer para los amantes de la Edad Media.

0 255

El próximo martes 14 de septiembre, Cuatro estrenará la mini serie basada en la exitosa novela de Ken Follet, “Los Pilares de la Tierra”.

Sólo como breve apunte, os recomiendo enérgicamente que la veáis y, en la medida de lo posible, os intentéis leer el libro antes de verla.

Es sin lugar a dudas uno de esos libros que deben aparecer en toda “checklist” de un buen lector. Intriga, historia, edad media, amor, lucha… todos estos ingredientes entremezclándose con la descripción del proceso de creación de un majestuoso templo de culto.

Ya está disponible, por si el ansia os puede, la versión original en inglés subtitulada.

CONECTA