Posts tagged "libro"

Reseña: Fragmentos de Honor (Lois McMaster Bujold)

La ciencia ficción es un género que ha ido adquiriendo madurez en un proceso lento y complejo. Lejos quedan las novelas de aventuras para un público más bien adolescente en las que las batallas en lejanas lunas de galaxias remotas eran el escenario donde sus protagonistas prototípicos hacían que el bien siempre venciera.

Fragmentos de Honor recoge la herencia de este tipo de historias y plantea una aventura con muchos matices superficiales, pero con un desarrollo más bien plano. Su autora, la estadounidense Lois McMaster Bujold, publicó esta obra en 1986 y es considerada el origen de su saga de Miles Vorkosigan.

Una historia sencilla que abre la puerta a una saga potencialmente interesante.

Cordelia Naismith, comandante de la Fuerza Expedicionaria de la Colonia Beta, protagoniza un trepidante inicio donde, de alguna forma, asienta con rapidez las bases del desarrollo de la novela. Poco tardará en aparecer Aral Vorkosigan, capitán de las fuerzas militares del planeta guerrero Barrayar. La relación entre ambos es el centro narrativo alrededor del que orbita toda la historia de Fragmentos de Honor.

Es una novela que adolece de los defectos de los primeros libros de toda saga: un desarrollo lento, un exceso de celo por presentar aquellos elementos que se suponen clave para la historia y poca profundidad en los personajes, pero a la que, sin embargo, sí que se le atisban rasgos propios de una saga que puede terminar siendo muy interesante.

En busca de lo simple como semilla de lo bueno

Esta primera novela nos muestra personajes y sociedades muy arquetípicas: planeta guerrero contra planeta desarrollado culturalmente, mujer inteligente y astuta frente al hombre-guerrero visceral pero sensible. Pese a todo ello, esa simpleza estructural puede ser una base sólida sobre la que asentar un desarrollo narrativo fuerte y que termine enganchando al lector.

Habrá que darle una oportunidad a su siguiente entrega: El aprendiz de guerrero.

Nota: 2.7 / 5

Reseña: El fin de la eternidad – Isaac Asimov

Creía firmemente que la saga de la Fundación era, sin albergar duda alguna, la mejor obra de Asimov. Ahora, tras leer El fin de la eternidad me asaltan dudas. Tal vez La fundación sea la mejor saga, pero como libro, esta pequeña joya de algo más de 260 páginas no tiene competidor.

Solo haciendo frente a las grandes pruebas puede la Humanidad elevarse a nuevas y mayores alturas. Del peligro y de la aventura han salido siempre las fuerzas que han llevado al Hombre a nuevas y más grandes conquistas.

La historia

La humanidad ha alcanzado el conocimiento necesario para realizar saltos en el tiempo y con ello guiar el destino de la raza por la senda del éxito. Miles de mentes pensantes y grandes computadores analizan las infinitas alternativas que un determinado cambio produce en el futuro y, así, modifican nuestro destino a su antojo para lograr que nos mantengamos sanos y salvos.

Pero algo está a punto de suceder. La falibilidad del ser humano, de nuevo, va a poner en jaque todo este sistema, situándolo al borde de su desaparición. La Eternidad, esa línea temporal paralela, carente de principio ni fin y que nos tutela en nuestra realidad, está en serio peligro.

Los personajes

Andrew Harlan es el protagonista de la novela. Es un Ejecutor, un cargo dentro de la jerarquía de la Eternidad de gran relevancia pero con muy mala fama: se encarga de ejecutar los cambios que supondrán modificar la historia de millones de personas en el futuro, e incluso de eliminarlas.

Laban Twissell es el jefe de Harlan y jefe del Consejo Pantemporal. Considera a Harlan su pupilo con mayor proyección y tutela su carrera dentro de la Eternidad. Representa una figura casi paternal en relación con Harlan y su personaje es va desarrollando al mismo ritmo que la historia.

Noys Lambent es una temporal, es decir, no vive en la Eternidad. Trabaja, eso sí, para uno de los Programadores (otro cargo distinto y de mayor rango dentro de la jerarquía eterna). Su participación en la historia también es importante.

Mi opinión

Como ya he dicho antes, El fin de la eternidad me parece una de las grandes joyas de Asimov. No alcanzo a entender cómo no se encuentra a la misma altura que la saga de los Robots o la saga de la Fundación en cualquier librería. El genio ruso es capaz de hilvanar y entrelazar una historia de saltos en el tiempo, de paradojas temporales excepcionalmente descritas, de amor, de odios, de dramas personales… y coserlo todo a una historia apasionante, donde los giros argumentales son de un imprevisible casi pasmoso y donde el final es tan perfectamente perfecto que uno se pregunta qué tenía Asimov en la cabeza para dar rienda suelta a ideas tan increíbles.

Es una auténtica delicia para los sentidos que permite al lector dejar volar la imaginación hacia una realidad donde el tiempo se mide en miles de siglos, donde la humanidad perdura hasta el infinito, donde nuestra misma existencia se reduce a la nada más absoluta.

Una obra que induce a la reflexión, al análisis del elemento humano en todas las relaciones, en todos los avances.

Recomendadísima.

Nota: 9/10

Reseña: Mort (Terry Pratchett)

Hablar de Terry Pratchett y más ahora dada su reciente desaparición, es sin duda sinónimo de hablar de su grandísima y extensa obra literaria dedicada al gran Mundodisco (que no Discomundo como leí en algunas reviews hace un tiempo).

Pratchett, uno de los más prolíficos autores que ha dado la ciencia ficción, es muchas veces asociado a la figura de la Muerte (con mayúscula), personaje que nos acercó en su saga homónima y que comienza con el primer libro titulado Mort.

Un argumento loco

Mort

Mort, que viene de Mortimer  es un muchacho (bueno, Mort es Mort, no un muchacho) que no es muy diestro en ningún arte conocido así que un buen día su padre decide ir a la ciudad con él para ofrecerlo como aprendiz en el mercado.

Lamentablemente sus pocas cualidades le hacen no encontrar maestro que lo acoja hasta que de la nada, montada a lomos de su terrible caballo, aparece La Muerte para convencerle de que se convierta en su pupilo.

A partir de ahí comienza una desternillante aventura que mezcla desastres espacio-temporales, amor, magia y un sinfín de sarcásticas referencias a la literatura fantástica.

Descubriendo Mundodisco, desde otra perspectiva

img_mort2

Una de las cosas más interesantes que tiene Mort es la introducción a Mundodisco desde un enfoque distinto al que tenemos en obras como El Color de la Magia. En Mort vemos la grandiosidad y la complejidad del mundo en forma de disco asentado sobre cuatro elefantes que viajan a lomos de la gran A’Tuin, la tortuga gigantesca, surcando el espacio. Y esta aproximación se hace con una historia a caballo entre la gran Ankh-Morpork, la ciudad que nunca duerme, el mundo de la Muerte, y las luchas internas de algunos reinos del disco.

La genialidad y las sombras.

img_mort1

Sin lugar a dudas, como ya he dicho anteriormente, una de las grandes cualidades de Pratchett es su capacidad para la ironía lo que sumada al hecho tan simple como asombrosamente efectivo de hacer que la Muerte se exprese siempre en mayúsculas, hace que Mort sea un libro de divertidísima lectura. Por ponerle un pero y que no sea todo loas al escritor británico, sí que podría decirse que a veces se recrea en exceso en su historia llevándola al peligroso precipicio de la pérdida de ritmo narrativo, aunque nunca llegando a caerse.

Una recomendada lectura para estas alturas del año en el que ya apetece salir a leer al aire libre.

Nota: 7/10

Reseña: Elric de Melinboné – Michael Moorcock

Desde hace ya unos cuantos años la saga de Elric el Albino, Rey de Melniboné, había aparecido en muchas de las listas de éxitos o de recomendaciones de literatura fantástica que había podido ojear.

Finalmente terminó siendo el último libro que me leí en 2013.

Sin ser una obra extensa, este primer volumen de la saga nos introduce al gran protagonista de la historia: Elric, emperador de Melniboné, un reino poblado por seres con poderes mágicos y que vive unos años de lenta pero inexorable decadencia. Erigido emperador por herencia dinástica, se trata de un ser especial para su estirpe: es albino y además pretende hacer las cosas diferentes.

Su alter ego, su mayor enemigo, es su primo Yrkoon, que aspira al trono de Melniboné y que representa la corriente continuista y más reaccionaria del reino. Yrkoon odia profundamente a Elric y trata de ponerlo en ridículo en cuanto se le presenta la menor de las oportunidades mientras que urde secretos planes para alcanzar su codiciado puesto de poder.

Por último tenemos a Cymoril, hermana de Yrkoon, una de las más bellas nobles de Melniboné. Ella y Elric, como cabría esperar, están profundamente enamorados.

Con estos personajes, el primer libro nos sirve de introducción al mágico reino de Melninboné con unas cuantas pinceladas de sus costumbres y tradiciones.

Como podéis ver, se trata de una literatura fantástica de corte muy tradicional salvo por el hecho de que Elric representa precisamente los valores de un antihéroe: débil y con una autoestima casi inexistente, deberá enfrentarse a sus miedos y a sí mismo para poder superar las pruebas que se le presenten.

Es una lectura bastante ligera, no alcanza ni de lejos la profunidad narrativa de otras obras del mismo género, pero resulta interesante de leer y, en definitiva, se disfruta de su historia.

Nota: 6/10

Reseña: Yo, Robot – Isaac Asimov.

blog_yorobot

Una vez terminada con la saga de la Fundación (al menos la parte más importante) decidí que era momento de meterme de lleno con la saga de los robots de Isaac Asimov.

He de reconocer que partía con cierta desconfianza ya que hace unos cuantos años pude ver la adaptación cinematográfica de Yo, Robot y no salí excesivamente convencido del cine. Luego he podido comprobar que la adaptación está bastante lejos de ser considerada medianamente buena.

Me he llevado, no obstante, una grata sorpresa al disfrutar enormemente de este primer ejemplar de las aventuras de Elijah Bailey en un mundo futurista donde la aparición de los robots plantea una serie de cuestiones éticas muy interesantes.

Lo cierto es que se trata de un compendio de relatos más cortos hilvanados por una entrevista entre Elijah y la psicorobotóloga más importante que ha tenido U.S. Robotics en su historia: Susan Calvin

Sobre esa conversación, la doctora Calvin nos muestra una serie de situaciones que se han ido dando en la historia desde la llegada de los robots a la civilización humana y que, en su mayor medida, pueden ser resueltas gracias a las tres leyes de la robótica.

De lectura amena, Yo, Robot nos plantea un sinfín de situaciones donde la convivencia entre unos seres pensantes desarrollados por el ser humano y el propio ser humano dista mucho de ser sencilla y simple.

Os lo recomiendo enérgicamente no sólo por lo divertida que resulta su lectura sino también por la reflexión que nos lleva a hacer en cada una de sus historias acerca de la verdadera esencia del ser humano.

Nota: 8.5/10