Por qué la televisión tradicional está en decadencia

Dentro de muy poco tiempo llegará a España lo que se ha denominado el «apagón analógico», que no es más que el final del proceso de transición de la televisión que todos conocemos a su versión en TDT.

La TDT (Televisión Digital Terrestre) es la aplicación de la evolución tecnológica al mundo de la televisión. Los contenidos son enviados ahora digitalizados, ocupando menos ancho de banda, lo que termina permitiendo enviar más canales en la misma banda de frecuencias.

Ahora bien, un aumento del número de canales y en consecuencia de la oferta televisiva no parece que venga acompañado de una mejora de la calidad de la misma.

Los canales generalistas (TVE, Antena3, Tele5, Cuatro…) utilizan los canales «extra» que disponen como almacenes de deshechos: series que no cuajaron, reposiciones insufribles o incluso reemisiones de canales deportivos como es el caso de EuroSport en T5 Sport (previa superposición del horroroso y enorme logo de la cadena).

El caso es que hace poco salía a la luz que somos el país con mayor publicidad al día y si a eso le sumamos la proliferación de programas de los denominados «basura», tenemos una comprensible bajada del uso de la televisión.

Y es que la «nueva televisión» tiene nombre propio: internet. Y un objetivo claro: contenidos a la carta.

¿Qué significa eso? Fundamentalmente que si quiero ver una serie, una película, las noticias… lo voy a hacer cuando yo quiera, sin estar sujeto a ningún horario.

Las sociedades de gestión de los derechos audiovisuales claman al cielo contra la mal llamada piratería y argumentan el gravar cualquier medio de soporte digital por el bien de los autores. En cambio, nada se hace para mejorar la calidad de lo emitido por la televisión en abierto.

El ejemplo lo he tenido que vivir hoy: 17.00 de la tarde, en la primera, una telenovela, en A3, otra telenovela, en T5, otra… en las autonómicas otra. A las 18.00 terminan todas y surge el pequeño hilo de esperanza, pero en 5 minutos se desvanece. Pasamos del tostón venezolano de hijos ilegítimos y gemelas embarazadas a aguantar los programas de corazón, que se dedican a hablar de exactamente lo mismo una y otra vez.

Luego dirán que la culpa de que la televisión convencional no funcione la tenemos los que nos bajamos las series de internet…

Cambiando de imagen

Llega el final del mes de Julio y en la lista de cosas «por hacer» todavía tengo marcada en negrita la idea de cambiar un poco todo lo que tiene que ver con el blog.

Ha ido pasando el tiempo y entre las clases, la televisión local y perder el tiempo viendo alguna que otra serie, lo he ido postergando.

Me gustaría tener listo un nuevo diseño para el inicio del nuevo (y espero que definitivo) curso.

Por ahora, y por cambiar un poco la estética, cambiaré el que venía estando por otro predefinido.

La magia de internet

Cada vez menos gente desconfía de lo que es posiblemente el mayor avance en la historia del ser humano (si, por encima de la rueda): internet.

Y es que a día de hoy la fuerza y el poder que está adquiriendo la red no se lo proporciona la cantidad de información que es capaz de almacenar, las imágenes, los vídeos, la historia. Es mucho más profundo que todo eso, la conexión hay que buscarla más allá: en las personas.

Son las personas el verdadero motor de la revolución histórica que estamos experimentando y que perdudará en la civilización durante mucho tiempo.

Y ¿por qué digo esto?. Pues porque hemos pasado en poco tiempo y prácticamente sin darnos cuenta, de bajarnos una canción que nos gusta en formato digital a compartir con el resto del mundo esa canción… a nuestra manera.

Llevo algunos días escuchando una canción de Jimmy Eat World titulada Hear you me, una verdadera belleza.

La magia de internet viene al ver esto:

La original aquí.

PD: Obviamente, la original sigue siendo la mejor, pero resulta asombroso lo que pueden transmitirte personas que no conoces de nada.

Móntate el servidor en casa

Diseñar páginas web es un entretenimiento como otro cualquiera. En principio basta con tener un buen editor html/css (Dreamweaver es un buen compañero) y un navegador web (firefox, iexplorer…).

La cosa se complica cuando quieres ponerte a trastear con bases de datos y páginas dinámicas. La solución pasa, o bien por contratar un servidor de hosting que permita trabajar con este tipo de archivos o bien montarte un servidor web en casa.

Para los que decidan hacer uso de la segunda opción bastará con que tengan claro lo que necesitan:

Servidor de páginas web. IIS o Apache. El primero, de Microsoft, es propietario y por tanto ‘peligroso’. El segundo, open source, es el más utilizado a día de hoy en internet. Por lo general estos servicios ya llevan incorporados los archivos que permiten la ejecución de páginas dinámicas: ASP en el primer caso, PHP en el segundo.

Servidor de Bases de Datos. Aquí el problema de decidir se reduce considerablemente: MySQL es la solución más asequible.

Gestor de Bases de Datos: PhpMyAdmin. Sencillo y práctico. No se puede pedir más.

En principio con eso ya podemos hacer funcionar nuestro servidor y ejecutar páginas dinámicas desde cualquier navegador, así como interactuar con bases de datos.

El problema fundamental aparece al tratarse los programas antes mencionados de software bastante completo y complejo lo que obliga a una configuración que en algunos momentos puede superar el nivel del usuario medio.

Ante tales problemas, también se han inventado soluciones.

Si os encontráis trabajando en una plataforma Windows, vuestra solución más directa es XAMPP: un paquete que aglutina todo; Apache, MySQL, PhpMyAdmin, un servidor FTP (FileZilla) y alguna que otra cosa más.

www.apachefriends.org/en/xampp.html

Es totalmente auto-instalable, y una vez realizada la instalación disponéis de un servidor web en vuestra propia máquina.

Si queréis que vuestras páginas sean accesibles desde fuera de vuestro propio ordenador bastará con conocer vuestra IP y abrir el puerto 80 en el caso de que trabajéis con firewall o router.

Agrupando citas

Uno de los proyectos que tengo en mente para este verano es el de tener una sección dentro de sergiomadrigal.com para las citas que desde mi punto de vista no deben ser olvidadas. La idea es que con el paso del tiempo y con vuestra colaboración, se pueda llegar a tener una buena cantidad de citas para recordar.

Además, siempre están bien cuando no sabes qué ponerte de nick en el messenger.

En principio la sección se basará en PHP/MySQL/CSS y me gustaría que formase parte del conjunto de lo que será sergioMadrigal 1.1

A veces no nos damos cuenta pero una buena cita, en el momento idóneo, puede ser fundamental a la hora de tomar una decisión, de llevar a cabo un trabajo o sencillamente de sentirse bien con uno mismo.

5 razones para utilizar Pando

La llegada de la banda ancha a nuestros hogares ha supuesto un impulso para todos los sistemas de intercambio de archivos.

Si hace cosa de pocos años, el conseguir descargar un archivo de alrededor de 3 MB en menos de 45 minutos era todo un logro, ahora se barajan cifras que rondan los GB (1000 veces más).

Esto ha hecho que por un lado las empresas de gestión (SGAE a la cabeza) hayan puesto su maquinaria legal en marcha con la intención de frenar la expansión de este tipo de intercambios en los que haya contenido con copyright de por medio, y que por otro, los programas dedicados a este tipo de transacciones hayan aumentado y variado su sistema de funcionamiento.

Lejos queda ya el famoso Napster o programas derivados como el Kazaa o Morpheus. A día de hoy la corriente de descargas se divide en dos grandes frentes:

– El eMule, hijo del ya desaparecido eDonkey: si algo existe, es muy probable que lo encuentres en esa red. Hay prácticamente de todo. El único inconveniente es su lentitud en su puesta en marcha. Para que sea realmente eficiente es necesario tener el programa funcionando durante algunas horas.

– Los sistemas basados en torrents. Aunque clientes hay muchos, todos trabajan sobre la misma red y con la misma estructura. En este caso la cantidad de información es menor pero la velocidad suele ser mayor. El problema fundamental es que los archivos no se mantienen durante demasiado tiempo, lo cual hace que este sistema sea útil siempre y cuando lo que busquemos sea relativamente reciente.

Escondido entre estos dos colosos del intercambio de archivos ha surgido en los últimos tiempos un programa que viene dispuesto a revolucionar todo lo conocido hasta ahora.

El sistema Pando no basa todo su funcionamiento en las conexiones P2P (cliente con cliente) sino que se apoya en servidores propios.

¿Por qué utilizarlo?

1.- La velocidad que alcanza si los servidores no están excesivamente colapsados es la máxima que puede proporcionar tu ancho de banda: esto es, para una conexión de 3MBits de Telefónica, de alrededor de unos 300 – 350 KB/s

2.- No hay colas de espera. El programa comienza a descargar desde el minuto 0.

3.- Pese a que la cantidad de información no es, ni de lejos, de la que se dispone en las redes eDonkey (eMule…), existen páginas dedicadas a este buen sistema que harán las delicias de muchos.

4.- Es una aplicación en constante evolución. En sus nuevas versiones han introducido el soporte para .torrents, lo que hace todavía más completa a la misma.

5.- Milagrosamente, trabajando al 100% del ancho de banda de conexión, puedes navegar con cierta fluidez e incluso descargar alternativamente otras cosas: Pando se encargará de usar el ancho de banda restante.

Tal vez uno de sus mayores inconvenientes es que en determinados momentos y bajo algunas circunstancias el consumo de CPU aumenta peligrosamente. Pero esto se soluciona cerrando el programa y volviéndolo a abrir, sin mayores complicaciones.

En definitiva, Pando se presenta como una muy buena alternativa a los ya mencionados programas de descarga, y te permitirá tener temporadas completas de series, películas, discografías… en muy poco tiempo.

Páginas de interés:
http://www.seriespando.es
http://www.pando.com

Y ya van…

Cardinal Veintitrés
Ordinal Vigésimo tercero, -a
Factorización 23 (número primo)
Numeración romana XXIII
Sistema binario 10111
Sistema hexadecimal 17
Numeración china: 二十三

Propiedades matemáticas:

Es el 9º número primo, después de 19 y antes de 29. Es un factorial primo, 4! – 1, un número primo de Sophie Germain, y un número primo de Woodall

23! tiene 23 cifras, es de los pocos números que cumplen esta particularidad.

Características:

Es el número atómico del vanadio (V).
Es un código de telegrafos indicando una línea nueva.
Es el número de los Illuminati.
Es uno de «los números» de la serie Lost.
Existe una película que gira entorno a este número: «Number 23» de Joel Schumacher.
El corán fue revelado a Mahoma a los 23 años.
El número de Avogadro es 6.0221367×10^23
Las células sexuales humanas tiene 23 cromosomas, el resto, 23 pares de cromosomas.
Es el sagrado número de Eris.
Y además, él también llevaba el 23.

23 Años

Información extraída de la wikipedia.

Tal día como hoy hace 81 años nació el ídolo madridista Alfredo Di Stéfano… gracias Victor por la info