Home Tutoriales

Una de las herramientas que considero más interesantes a través de la red es el Escritorio Remoto.

Existen bastantes opciones para poder acceder a nuestro PC a través de Internet y poder así gestionar su funcionamiento de forma remota.

La más sencilla para los usuarios de sistemas operativos de Microsoft (Windows XP, Windows Vista, Windows 7 o Windows 8) es el acceso mediante la aplicación nativa “Remote Desktop” (RDP).

Mediante esta simple herramienta podremos, desde cualquier PC con conexión a Internet, conectarnos e iniciar sesión en nuestro ordenador.

No obstante, para ponerlo en marcha hay que realizar una serie de pasos previos que os quiero detallar brevemente.

Abriendo paso.

La mayoría de usuarios de Internet disponemos de un router que hace las tareas de modem en nuestra casa. Este equipo por una parte se encarga de ser la interfaz entre nuestra red Ethernet LAN y el acceso a Internet (ADSL, DOCSIS, etc.).

Generalmente estos equipos están configurados de manera que el tráfico desde nuestra red a Internet está permitido (y así podemos navegar sin problemas) pero todo el tráfico cuyo origen es externo está filtrado.

Esto es una medida de seguridad básica que evita problemas mayores. No obstante, para nuestro fin supone un obstáculo.

En la siguiente imagen os muestro cómo está, de forma esquemática, montada mi red de casa. Veréis que es algo muy simple. Lo que tenemos que hacer para empezar es configurar el equipo de acceso a Internet para que permita el flujo de tráfico entre Internet y nuestro PC en los puertos que emplea el protocolo RDP.

Windows_RDP_4Para ello debemos partir de los siguientes supuestos:

  • Nuestro PC dispone de una IP configurada manualmente. Si lo configuramos mediante DCHP existe la posibilidad de que la configuración IP varíe y las reglas que vamos a introducir en el router son fijas e unívocas.
  • Tenemos acceso a la configuración PAT (Port Access Translation) de nuestro router. Existen equipos a los que no tenemos acceso o desconocemos cómo hacerlo. Os recomiendo que busquéis tutoriales específicos para vuestro equipo.
  • Disponemos de las versiones de Microsoft Windows que admiten Escritorio Remoto.

Una vez tenido en cuenta lo anterior debemos configurar el router para que permita el tráfico entre cualquier IP externa y nuestra IP local del PC (a partir de ahora IP_Local) en el puerto: 3389. Si necesitamos que sea otro puerto podremos cambiarlo de dos maneras:

  • Realizando una redirección de puertos en el propio router: cuando la petición se realice al puerto XX que el router la dirija a la IP_LOCAL:3389.
  • Cambiando la configuración del registro de Microsoft Windows indicando el puerto de escucha.

Con esta tarea completada con éxito tendremos vía libre para configurar nuestro sistema operativo.

Para ello deberemos seguir los siguientes pasos.

Configurando el Escritorio Remoto en Windows

Accederemos a la parte de Sistemas dentro de nuestro Panel de Control

Windows_RDP

Una vez allí buscaremos la “Configuración de Acceso Remoto”

Windows_RDP_2

Finalmente seleccionaremos en la ventana que nos aparece la opción de permitir conexiones desde ordenadores que utilicen cualquier versión de RDP.

Windows_RDP_3

Un último detalle importantísimo: el firewall de Windows. Aunque pensemos que tenemos vía libre, nuestro querido Microsoft Windows viene por defecto con su propio Firewall activado. Una de dos, o bien lo desactiváis (poco recomendado si no confiáis en la configuración de vuestra red) o bien añadís una regla por la que acepte las conexiones entrantes al puerto del RDP.

Con esto podréis acceder desde cualquier PC conectado a Internet a vuestra estación de trabajo e iniciar sesión en ella.

 

 

0 1094

¿Qué es jQuery?

jQuery es una librería, esto es, un conjunto de funciones preparadas para funcionar basada en Javascript un lenguaje de programación orientado a los navegadores web y a la interfaz de usuario.

Gracias a jQuery vamos a poder simplificar:

– Movernos por el DOM.

Un documento web (página web HTML) tiene una estructura de árbol de forma que cada elemento que compone el documento está identificado y relacionado: párrafos, títulos, imágenes, listas, hipervínculos. Esto es debido a que HTML (Hypertext Markup Language) es un lenguaje de programación de marcas jerárquico. Mediante jQuery vamos a poder movernos (y por movernos entendemos analizar) por todo este árbol jerárquico de componentes del documento HTML.

– Manipular el DOM
– Gestión de eventos.

Por eventos entendemos cualquier interacción entre el usuario y el documento web: desde el típico click sobre un enlace hasta movimientos de ratón o presión de determinadas teclas.

– Efectos de la interfaz de usuario
– AJAX.

Se trata de una tecnología que nos permite introducir comportamientos asíncronos (es decir, lanzados por determinado evento) durante el tiempo que el usuario está en una web lo que, en resumidas cuentas, nos permite realizar cambios en la propia página web sin necesidad de recargarlas aumentando así exponencialmente la capacidad interactiva de las mismas.

Además, algo muy interesante es su funcionalidad en la práctica totalidad de los navegadores actuales.

En esta primera aproximación a jQuery vamos a comprender la estructura básica que debería tener un documento jQuery y vamos a programar una pequeña animación ejemplo.

En primer lugar hemos de comprender varios conceptos sobre las herramientas que vamos a usar:

Javascript: No requiere instalación porque es inherente a los navegadores. Desde hace ya bastante tiempo todos los navegadores soportan las etiquetas <script> y son capaces de procesar correctamente Javascript.
jQuery: Es una librería que debemos cargar en nuestro documento HTML y, por tanto, debe residir en nuestro servidor.
Script: Va a ser nuestro “programa”. Encargado de ejecutar las órdenes y comandos que queramos que nuestro documento HTML interprete.

Animaciones Básicas

– Básico: show(), hide(), toggle(), fadeIn(), fadeOut().
– Avanzado: animate(). CSS parameters.

Ejemplo de documento HTML con jQuery integrado:

[cc lang=’html4strict’ ] …



Mostrar…

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
Aliquam vulputate cursus eros. Nulla facilisi. Suspendisse sed
nunc ligula, a varius erat. Nam porttitor sapien vitae ante
viverra sed accumsan leo ultricies. Pellentesque habitant
morbi tristique senectus et netus et malesuada fames ac tur


[/cc]

Recomiendo usar un subdirectorio para todos los scripts: “lib”, “script”, “code”…

Ejemplo de script básico:

[cc lang=’javascript’ ]$(document).ready(function(){
// First version of testing
$(‘#p1’).hide();
$(“a#show”).click(function(event){
$(‘#p1’).toggle(1000);
});
});[/cc]

Todas las $(…) son los selectores del DOM y especifican qué elemento del árbol estamos eligiendo. Como veréis, siempre empezaremos con un $(document).ready(… dado que queremos que nuestro programa cargue una vez toda la página HTML y, por ende, el DOM hayan sido cargados.

El primer selector $(‘#p1’) posiciona a nuestro programa sobre el elemento que tenga como atributo “id” el nombre “p1” y sobre ése aplica la función hide(): lo oculta.

El siguiente selector $(“a#show”) busca el elemento del DOM a (hipervínculo) que tenga como id “show” y escucha el evento click. Cuando el usuario clickea sobre ese elemento lanza el contenido de ese “evento”, que en este caso es una función que busca de nuevo el elemento con id “p1” y le aplica la función toggle(): si estaba oculto lo muestra y si se mostraba lo oculta.

Probad y me contáis.

CONECTA