Posts in "Música"

Cinco canciones de Abril (II)

Siguiendo con la iniciativa que comencé hace un mes, aquí van las canciones que más he escuchado durante el mes de Abril.

#1 Johnny Cash – Hurt

Sé que la he escuchado antes. Lo sé. O al menos esa es mi esperanza. Porque es imperdonable que en 28 años no hubiera tenido el inconmensurable placer de disfrutar de esta delicia musical. Es una auténtica joya. El mejor cover de la historia, y ya es decir. Pasión, sentimiento y un vídeo a la altura.

 

#2 Marina and The Diamonds – Lies

No recuerdo muy bien como terminé escuchándola pero supongo que en alguna lista de Spotify andaría. Desde entonces son incontables las veces que la he reproducido.

 

#3 James Arthur – Impossible.

Un tío con cara de no haber roto un plato en su vida, con una canción pegadiza y triste, en un Factor-X suena a algo muy trillado ya. Pero el tal James le da un toque que obliga a volverlo a escuchar una y otra vez.

 

#4 Avicii vs Nicky Romero – I could be the one. 

Con un estribillo que me pone los pelos de punta y ritmo imparable que le da a cualquier cosa que toca el mago Avicii, canción obligatoria para hacer deporte.

 

#5 Lena – Satellite.

Otra de esas canciones que encuentras casi por casualidad saltando entre recomendaciones de Spotify. En este caso pertenece a una de esas «ediciones perdidas» de la Eurovisión post-Operación Triunfo. Me gusta por el optimismo que desprende la cantante, ideal para comenzar el día con una sonrisa camino del trabajo. Eso sí, la versión de estudio, por favor.

 

El mes que viene más! 🙂

 

Cinco canciones de Marzo (I)

Últimamente me ha dado por repasar antiguas carpetas, e incluso antiguos discos duros. Supongo que formará parte de la fase de «astenia primaveral». Aún así, me he percatado que hay algo que me gusta bastante y es encontrar medio escondidas canciones que me evocan casi con una nítida claridad aquello que sentía, pensaba o vivía en los momentos en los que las escuchaba.

Por eso comienzo con esta pequeña iniciativa de recordar cada mes las cinco canciones que más he estado escuchando durante los últimos 30 días.

Y ahí va:

#1 I can see it in your face – Pretty Lights

Yo no sé que tiene esta canción, además de que es larga (6:48) pero es un constante bucle creativo: motiva, activa y anima.

#2 Let her go – Passenger

Una letra preciosa con una canción que no se le queda detrás. Fue uno de esos descubrimientos casi por casualidad.

http://www.youtube.com/watch?v=KqLUQ-oWt1s

#3 Intro – The xx

Otra canción hipnótica. El clip además es toda una pequeña obra de arte. Café, cristal con lluvia y una moleskine. Todo muy «hipster», como le gusta a mi querido @maldonousky

#4 Radioactive – Imagine Dragons

Este es de los que te llega durante un breve instante y te toca la fibra sensible. Hay momentos en los que detiene el tiempo.

#5 Can’t hold us  (feat. Ray Dalton) – Macklemore & Ryan Lewis 

Subidón de adrenalina. Motivación extra para empezar cualquier tarea con la energía necesaria.

http://www.youtube.com/watch?v=eBItbPi-ZU8

Y hasta aquí los de este mes. Si tenéis alguna recomendación podéis dejarla en los comentarios.

Luz

blog_sealkila

Siempre me he definido como una persona emprendedora y, en mayor o menor medida, he intentado dirigir mi vida hacia caminos en ese sentido.

Admiro y mucho a las personas que persiguen su sueño, por muy complejo y difícil que pueda parecer, a base de trabajo duro.

Ellos son los que demuestran que la fórmula del éxito verdadero incluye sudor cada uno de los días.

Cuando además tengo el placer de conocer a esas personas y puedo valorar de verdad todo el esfuerzo que conlleva cada paso que consiguen dar hacia adelante, entonces la admiración aumenta.

Por eso es un auténtico gozo ver como Jairo y sus compañeros César y Salva, integrantes del grupo Se Alkila, han vuelto a superarse a sí mismos con Luz, su nuevo sencillo que ya está disponible en la web de Los 40 principales, y pronto en iTunes y Spotify.

Y, simultáneamente, la sorpresa de ver a Celia como protagonista del videoclip.

Sin lugar a dudas son personas que van a triunfar: porque lo valen, porque saben que pueden y porque están dispuestos a dar hasta la última gota de sudor por conseguir su sueño.

¿A qué esperamos el resto? 

http://www.facebook.com/sealkila

 

Minuto Musical XXVI

Lo dejé aparcado hace casi 2 años. La irrupción de Facebook y Twitter como herramientas de publicación rápida lo arrinconaron en ese lugar oscuro del trastero que nunca solemos mirar. Pero ha llegado el momento de que vuelvan.

Y hoy, el vigésimo-sexto minuto musical es para:

Daugthry – What about now

En los tiempos en los que vivimos hace falta ver las cosas desde la perspectiva correcta, con la óptica adecuada:

Soy un luchador

Mágica y motivacional canción de Gym Class Heroes ft. Ryan Tedder.

La letra no tiene desperdicio:

Just waking up in the morning
And to be well,
Quite honest with ya,
I ain’t really sleep well
Ya ever feel like your train of thought’s been derailed?
That’s when you press on – Lee nails
Half the population’s just waitin to see me fail
Yeah right, you’re better off trying to freeze hell
Some of us do it for the females
And others do it for the retail

But I do it for the kids, life threw the towel in on
Everytime you fall it’s only making your chin strong
And I’ll be in your corner like mick, baby, til the end
Or when you hear a song from that big lady

Until the referee rings the bell
Until both your eyes start to swell
Until the crowd goes home
What we gonna do ya’ll?

Give em hell, turn their heads
Gonna live life til we’re dead.
Give me scars, give me pain
Then they’ll say of me, say of me, say of me
There goes the fighter, there goes the fighter
Here comes the fighter
That’s what they’ll say of me, say of me, say of me,
This one’s a fighter

And if I can last thirty rounds
There’s no reason you should ever have your head down
Six foot five, two hundred and twenty pounds
Hailing from rock bottom, loserville, nothing town

Text book version of a kid going nowhere fast
And now I’m yelling «kiss my ass»
It’s gonna take a couple right hooks, a few left jabs
For you to recognize you really ain’t got it bad

Until the referee rings the bell
Until both your eyes start to swell
Until the crowd goes home
What we gonna do ya’ll?

Give em hell, turn their heads
Gonna live life til we’re dead.
Give me scars, give me pain
Then they’ll say of me, say of me, say of me
There goes the fighter, there goes the fighter
Here comes the fighter
That’s what they’ll say of me, say of me, say of me,
This one’s a fighter

Everybody put yo hands up
What we gonna do ya’ll?

If you fall pick yourself up off the floor (get up)
And when your bones can’t take no more (c’mon)
Just remember what you’re here for
Cuz I know Imma damn sure

Give em hell, turn their heads
Gonna live life til we’re dead.
Give me scars, give me pain
Then they’ll say of me, say of me, say of me
There goes the fighter, there goes the fighter
Here comes the fighter
That’s what they’ll say of me, say of me, say of me,
This one’s a fighter

‘Til the referee rings the bell
‘Til both ya eyes start to swell
‘Til the crowd goes home,
What we gonna do kid?

 

Canciones con «algo»

No sé si os suele pasar a vosotros, pero para mí la música siempre ha supuesto un ingrediente fundamental en mi día a día. En cada momento de mi vida, ya haya sido bueno o malo, ha habido una canción.

Y con el tiempo, al volver a escucharlas, rememoro esos sentimientos.

Sucede también, que cuando escuchas determinadas canciones la primera vez, te das cuenta que tienen algo distinto, algo que te llena, que te estremece, que te transporta.

Ese tipo de canciones perduran en el tiempo, como una suave neblina, rodeándolo todo, haciéndolo más real, quizá más soportable, en definitiva mejorándolo.

Ayer sucedió algo así, la escuché y supe que sería una de esas canciones:

Laura Izibor – Can’t Be Love

El Secreto de las Tortugas

«… y ahora estamos camino de la frontera y disfrutando a poquitos la vida entera…»

Escuchando esta reversión de Maldita Nerea de un tema que hicieron hace tiempo con Los delinqüentes me viene a la cabeza la sensación de que muchas veces nos encontramos perdidos en un mundo plagado de necesidades que nos hemos ido creando con el tiempo. Esas necesidades, en realidad, nunca han existido pero una sociedad orientada al consumo desmesurado nos empuja de forma incosciente a querer más y más.

Pero si en este torbellino de deseos diferentes nos paramos y somos capaces de ver las cosas con más perspectiva, saliéndonos de nuestra propia concepción de la sociedad y olvidándonos de esos axiomas con los que la televisión, nuestro entorno y el resto de estímulos nos han programado, seguramente caeremos en la cuenta del descoumnal engaño en el que vivimos.

Tener más no es sinónimo de ser más feliz, más bien al contrario, tener más seguramente conllevará querer más y, por ende, necesitar más.

De vez en cuando hay que recordar cosas como «la alegría que se lleva al miedo, los buenos ratos, el sol de Enero y ver contigo cada amanecer.»

Porque… «probablemente no encontremos el camino, pero nos sobrarán las ganas de volar».

Y ése es el verdadero secreto de las Tortugas: hacer las cosas despacito y disfrutándolas al máximo.

Don Omar vuelve con Danza Kuduro

Don Omar regresa al panorama musical con este sencillo en el que deja atrás su versión más reggaetonera para acercarse a algo más fresco y movido como es el Kuduro.

Por Kuduro se conoce a un estilo musical procedente de Angola y que tiene influencias de estilos africanos y latinoamericanos. Kuduro es una derivación portuguesa de «Culo Duro». Nos imaginamos por qué.

La canción en cuestión:

El consumo voraz mata la buena música.

Con la llegada de las nuevas tecnologías, de internet y del intercambio de archivos, a los amantes de la música se nos abrió un amplísimo catálogo de canciones que nos permitía acceder con pocos clicks de ratón a cualquier canción hecha por prácticamente cualquier grupo en el mundo.

A día de hoy con sistemas como Spotify, Last.fm o con páginas de descarga directa (o incluso Google) podemos estar escuchando la canción que suena en la radio de forma instantánea en nuestro PC.

Pero esta avalancha de posibilidades también ha generado un problema. Probablemente auspiciado por las grandes discográficas en la actualidad no se disfruta de la música: se consume y se devora música.

Hace años, en la época dorada de los vinilos, la gente escuchaba y volvía a escuchar sus discos. Se disfrutaba del momento especial de escuchar música y, lo que es más importante, no existía el concepto «pasado de moda»: todo tenía su sitio.

Ahora mismo, una canción dura entre 3 y 4 semanas en el top 5/10 de cualquier lista de éxitos con suerte: una vez pasado ese periodo esa canción literalmente muere. Y muere porque ha salido otra, de similares características, más nueva, que la sustituye.

La analogía podría ser culinaria. Antaño la música se disfrutaba como el buen vino: se paladeaba, se saboreaba, se exprimía y se intentaba conocer al máximo. Actualmente, la música se consume como las patatas del McDonald’s: uno no sería casi capaz de diferenciar la que se ha comido hace 2 minutos de la que se va a comer ahora.

Y lo que es todavía peor, ese consumo atroz tiene como principal consecuencia la inexistencia de creatividad: si algo funciona se repite hasta la saciedad, no se experimenta, no se prueba.

Por eso hago un llamamiento a los grandes paladares de la música que sé que todavía existen en este país: seguid saboreando la música, no dejéis que nos obliguen a consumirla como si se tratase de pienso para las ovejas.