Home Actualidad

Las Supercopas, tanto la europea como la patria, son ese típico trofeo ambiguo: importante para el que los gana, poco relevante para el que los pierde.

En realidad son ese término medio entre trofeo de verano y título oficial que sólo aporta cantidad, que no calidad, a las vitrinas de un equipo.

Total que en estas que estamos a medidados de Agosto y la UEFA (magnánima en su preocupación por el aficionado que se mantiene trabajando al pie del cañón) decide adelantar la Supercopa de Europa.

Cuatro pobres partidillos y seis días de entrenamiento es lo que llevan los jugadores, así que pedir, se puede pedir poco de un partido así.

Pero ayer hubo un pequeño detalle interesante. Más allá del vencedor del trofeo y de que Cristiano iniciara con premura su cuenta anotadora e incluso más importante que las dos o tres paradas antológicas de Iker que según la prensa deportiva salvaron al Madrid del desastre, fue la aparición de un medio centro alemán recién fichado este año: Toni Kroos.

He de reconocerlo, siento especial debilidad por el medio campo: por la creación. Y en estas lides el germano parece desenvolverse con una soltura que hacía tiempo no se veía en las filas merengues. Junto con Modric ayer hicieron un partido redondo. Criterio, pausa, técnica, visión. Todo. Un auténtico desborde de calidad y un placer para el que disfruta viendo buen fútbol.

Si a este chaval le dejan jugar y se asienta en la medular madridista, ojo que este año nos podemos poner las botas. Con una delantera de vértigo (el estado de forma de Bale es algo que roza lo marciano) y con una defensa de garantías (si nos deshacemos a tiempo del “espartano” y Coentrao sigue al nivel hercúleo actual), este Real Madrid pinta francamente bien.

Pero en el fútbol, ya se sabe…

Lo que sucedió ayer en el estadio de Maracaná en Brasil fue la crónica exacta de una muerte que lleva mucho tiempo anunciándose.

Anoche, ante los ojos de millones de seguidores, de aficionados e incluso de aquellos que se subieron al carro del fútbol español sólo por sus éxitos, el combinado nacional hizo el ridículo.

Hay que ser sincero y decir las cosas tal y como son: ridículo. Pero más allá de analizar lo que va a pasar a partir de ahora es conveniente pararse a pensar en cómo hemos llegado hasta aquí.

El repetido fin de ciclo

img_spain_2

Lo que surgió hace unos años como una especie de broma ante cualquier minicrisis del F.C. Barcelona se ha convertido con el paso de los meses en una triste realidad para el fútbol nacional.

En la Eurocopa de 2008 Luis Aragonés lo cambió todo. Decidió apostar por un núcleo de jugadores con un potencial inimaginable que venían gestando los mimbres de lo que sería el mejor Barça de la historia. Y lo hizo con la firmeza suficiente como para no temblar al dejar fuera de las convocatorias a algunas de las “vacas sagradas” de por aquel entonces.

Esta firmeza, esta visión es la que le hemos echado en falta a Vicente del Bosque.

Una convocatoria, decían algunos, para rendir homenaje a los grandes campeones del Mundo y dos veces de Europa. Pero es que a un Mundial de Fútbol no se va a rendir homenajes: se va a hacer un buen papel y, en el caso de los actuales campeones, a intentar revalidar el título.

Pero volviendo a 2008, si repasamos la alineación: Casillas; Sergio Ramos, Puyol, Marchena, Capdevila; Senna, Iniesta, Xavi, Cesc, Silva; Torres vemos que no difiere demasiado a la que trajo Del Bosque escrita desde España. Y ese es el mayor de los problemas: Que no se ha producido la conveniente renovación y han pasado desde entonces 6 largos años.

El ciclo empezó y terminó con él

img_spain_3

Don Xavi Hernández.

Principio y fin.

Lo llevo diciendo durante muchísimo tiempo. Cuando muchos entendidos del fútbol no se explicaban cómo Leo Messi, uno de los mejores jugadores de la historia, no era capaz de rendir al mismo nivel en el Barça y en la selección argentina, yo lo repetía: Xavi, Xavi y mil veces Xavi.

La injusticia futbolística para con él al no haberle brindado uno de los muchos Balones de Oro que se merecía quedará como una mancha imborrable en el ya sospechoso currículum de la FIFA.

Cuando a Xavi se le agotó el fútbol (o dio muestras claras de ello) las alarmas debieron saltar: tanto en el Nou Camp como en la Selección. Nadie hizo nada. El Barça se ha desprendido de quienes se suponían sus herederos (Thiago el año pasado y Cesc éste) y en la selección nunca se ha colocado a nadie de sus características tras él: el experimiento con pepsi-cola de Iniesta-Alonso-Busquets ayer no sirvió de nada.

La complacencia con la que nos hemos ido paseando a lo largo y ancho del mundo asumiendo que sentábamos cátedra con un nuevo modelo de fútbol nos cegó de una realidad que durante este mundial se ha hecho dramáticamente palpable: sin Xavi España ya no es España. O en realidad sí. En realidad vuelve a ser ese conjunto de grandísimos jugadores que juegan en grandes equipos pero que cuando juegan juntos no saben a qué están jugando. Xavi fue el pegamento, fue el catalizador que unió el talento y lo convirtió en la máxima expresión del arte del fútbol.

Pero como todo en esta vida, el tiempo no se puede detener y cada año que pasaba algunos observábamos cómo los pases de Xavi cada vez eran más cortos, más lentos y con más metros de distancia con respecto al área rival.

Una renovación necesaria

img_spain_4

Sería injusto, eso sí, hacer reposar sobre los hombros de Xavi toda la responsabilidad de este ridículo y, así mismo, otorgarle a él todo el mérito de los éxitos logrados en los últimos 6 años.

Al lado de él también estuvieron cuatro jugadores de los que tardaremos mucho tiempo en volver a ver sobre un terreno de juego: Iker Casillas, Carles Puyol, Andrés Iniesta y David Villa.

A ellos se les unirían posteriormente los Ramos, Piqué, Alonso y Busquets para convertir a la Selección Española en la diosa del balón controlado.

Las circunstancias así lo quisieron, una generación dorada nos ha dado a los seguidores al fútbol la oportunidad de poder decir dentro de 20 años que nosotros cantamos en directo el gol de Iniesta, que nosotros vimos como el mundo se asombraba ante un juego jamás visto.

Pero las etapas tarde o temprano terminan y ahora es el momento ideal, después de un fracaso de estas proporciones, para que se realicen cambios de calado. Es el tiempo de los valientes, de un nuevo Luis Aragonés al que no le tiemble la mano y despida con un apretón de manos a aquellos que ya no podrán darnos más noches de éxito.

El tiempo de Iker, de David, de Xavi, de Carles y tal vez de algunos más ha pasado.

Pero ante todo: Gracias

img_spain_1

Gracias David por convertirte en el verdadero 7 de España, por tu olfato, por tus ganas, por llevarnos en volandas con tus goles a la cima del éxito y por sacar de lo más hondo ese hambre por seguir ganando, seguir marcando.

Gracias Carles por tu entrega, por demostrarle al mundo que la ecuación que une esfuerzo y éxito es correcta en todas las facetas de la vida. Cada gota de sudor que derramaste nos hizo creer en imposibles. Jamás borraremos de nuestra memoria el momento en el que te alzaste al cielo de Puerto Elizabeth en Sudáfrica y asistimos maravillados a la máxima expresión de tu fútbol: corazón, garra y fe ciega. Estás hecho de la pasta de aquellos que graban su nombre en la eternidad.

Gracias Iker por tus milagros. Por dejarnos con la boca abierta cada partido. Por las alas que te han salido mil y una veces para hacer que la balanza siempre se decantase a nuestro favor. Por tu cercanía. Por la sensación de que si te encontrábamos algún día en un bar de pueblo nos tomaríamos unas cañas contigo hablando de lo bien que jugabais a fútbol. Tuyo es el momento en el que paraste nuestros corazones ante Robben en el mano a mano de todos los tiempos, en esa parada imposible. Gracias, capitán, por alzar al cielo de Johanesburgo la dorada copa que colocaba a España, al fin, en el lugar que le correspondía en el Olimpo futbolístico.

Y gracias Xavi. Gracias por sacar de tus botas la revolución que llevó a los equipos donde jugaste a la cima histórica de su juego. Tu has sido el constructor, el cerebro, el creador de un paradigma de este deporte que nos has dejado como legado eterno. Y yo personalmente he podido disfrutarte en la selección y sufrirte en el Barça. Ying y yang. Ese claroscuro que caracterizaba tu juego: jugando en la sombra para dar luz al resto. Tu herencia al fútbol mundial es de un valor inconmensurable y, pese a que los focos hayan estado más pendientes de argentinos o de portugueses en una batalla más comercial que futbolística, nosotros, los que disfrutamos del verdadero fútbol más allá de los colores, te lo agradecemos. Quizá no sea un balón oro, pero creo que hablo en voz de muchos cuando te digo que tal vez sea mejor premio el reconocimiento, el respeto y la admiración que has logrado de todos: hasta de un madridista de cuna como yo.

Lo intentamos. Fracasamos.En Francia 2016 volveremos a intentarlo. Ese es nuestro espíritu.

La Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) tras algunas noticias algo preocupantes relativas a la neutralidad de la red hoy es portada de ZDNet por algo positivo.

Y es que el Lunes anunciaba que podría expandir la disponibilidad del espectro de la banda de 5GHz para las redes Wi-Fi de nueva generación así como otros usos “sin licenciar”.

Para los usuarios finales, comentan en ZDNet, esto se traducirá en alcanzar velocidades superiores al Gigabit por segundo en sus dispositivos conectados a este tipo de redes.

Este anuncio es especialmente reseñable ya que elimina una regla que estipulaba que este espectro, desarrollado y empleado por los dispositivos de la Infraestructura de Información Nacional sin Licencia (U-NII) sólo podía ser empleada en interiores.

Estos dispositivos soportan una amplia variedad de aplicaciones y proporcionan acceso a Internet a teléfonos, tablets, portátiles. Además es empleada en otras áreas como el acceso a Internet rural o tareas internas en redes móviles.

Con esta medida se dispondrá de una nueva y veloz infraestructura con la que dar servicio tanto en interiores como en exteriores, desde aeropuertos y centros de convenciones a parques públicos.

Confiemos en que esta medida llegue a España y, en algún tiempo, podamos observar con normalidad servicios de acceso a Internet en condiciones disponible en parques y otros espacios abiertos.

Telefónica ha decidido dar el paso y renovar toda su infraestructura de telecomunicaciones a nivel nacional.
Esto implica, según comentan en Expansión.com, la sustitución de 18.000 emplazamientos donde tienen situadas las antenas de Ericsson, Nokia Solutions & Network (NSN) y, en menor medida Alcatel.

El objetivo de este cambio es migrar el actual despliegue que comprende antenas GSM (2G), UMTS(3G) y LTE(4G) a una tecnología conocida como Single RAN que va a permitir dar servicio de todas estas tecnologías simultáneamente.

Gracias a esta nueva implementación, más eficiente enérgitcamente y preparada para trabajar con las futuras frecuencias a las que podrá operar Telefónica una vez el Gobierno entregue la concesión, Telefónica se pone a la cabeza en infraestructura de comunicaciones móviles y da un paso adelante para ofrecer un servicio integral a sus usuarios.

Sin lugar a dudas es un movimiento positivo que hace más evidente el futuro de las telecomunicaciones a nivel de usuario en el que la convergencia de servicios es ya una realidad y que además abre un abanico enorme de posibilidades a desarrolladores de servicios y aplicaciones que van a disponer de una plataforma de distribución que les va a permitir proveer sus soluciones al cliente final a unas velocidades inconcebibles hace unos pocos años.

Cuando saltó la noticia hace unos meses la acogí con una mezcla de emoción y escepticismo: Cosmos, la mítica serie científica dirigida por Carl Sagan iba a tener un remake en 2014.

A los mandos de esta nueva aventura se embarcaría el también científico Neil deGrasse, bastante popular por haber participado en un sinfín de conocidos documentales científicos.

Pintaba bien pero generaba dudas. Para empezar la cadena encargada de llevar a término este proyecto era la FOX: y todos sabemos lo que es la FOX, para lo bueno y para lo malo.

En una época en la que las audiencias caprichosas pueden dar muerte a series con mucha proyección o mantener en antena a otras que hace años que deberían haber terminado, la realización de una serie científica generaba incertidumbre.

Las cosas bien hechas

Desde el mismo instante en el que se supo cuándo se iba a estrenar la serie una maquinaria gigante de márketing hizo un trabajo impecable. Para esto los americanos, hay que reconocérselo, son unos auténticos maestros. Convirtiendo el estreno del nuevo Cosmos en un acontecimiento internacional y haciendo que las redes sociales hiriveran con la noticia, el primer episodio de Cosmos fue un auténtico éxito de audiencia.

El programa

He podido ver los dos primeros episodios de la serie y la realidad es aplastante: Cosmos es una pedazo de serie científica. Comandada por el “capitán” deGrasse en la llamada Nave de la Imaginación, Cosmos nos ha sumergido ya en dos grandes áreas de nuestra ciencia moderna: el orígen del Universo y el orígen de las Especies. Y lo ha hecho empleando unas imágenes asombrosas que han contribuido notablemente a darle cuerpo al programa.

Llevados magistralmente por un deGrasse que empezó dubitativo, tal vez atado por un guión demasiado definido, pero que con el desarrollo de la serie se le está viendo estupendamente bien, con Cosmos el espectador se sumerge en un verdadero espectáculo científico.

Se antoja inimaginable disfrutar de algo así por tierras españolas donde en la actualidad nos encontramos huérfanos de programas puramente científicos.

El futuro

Las audiencias son caprichosas, y no han tardado las hordas de paletos sectarios en intentar meter sus narices en una serie que adora a un único dios: el Método Científico.

Nunca se sabe cómo acabará esta interesante aventura del saber, lo que está claro es que iniciativas como esta son las que verdaderamente ayudan a que crezcamos como especie y que, algún día, de verdad, podamos llegar a las estrellas.

“Somos polvo de estrellas.” – Carl Sagan

Una nueva sorpresa en el mundo de las empresa tecnológicas saltó ayer y, de nuevo, con Facebook como protagonista.

Si hace poco tiempo la noticia que recorría la red era la compra de Whatsapp por parte del gigante azul, lo que ha sorprendido a propios y extraños esta vez ha sido la adquisición de Oculus VR.

Oculus VR, famosa por el desarrollo del sistema de realidad virtual Oculus Rift, pasará a formar parte del entramado empresarial de Facebook tras un acuerdo con ésta valorado en alrededor de 2.000 millones de euros de los cuales 400 serán en efectivo y el resto en más de 23 millones de acciones de la compañía (valoradas en 1.600 millones de dólares).

De nuevo, cifras mareantes para la adquisición de una compañía. Volvemos a sentir el ligero escalofrío que produce el imaginarnos una nueva burbuja tecnológica.

Pero más allá del miedo a lo que esté por venir, lo que ha sucedido genera ciertas dudas por el propio movimiento en sí.

Hubiera sido mucho más lógico que alguien como Microsoft, Sony o Nintendo, con plataformas de videojuegos muy desarrolladas, se lanzasen a la caza de un sistema como Oculus Rift. Sin embargo ha sido Facebook, una red social, que cada vez es menos sólo una red social, la que se ha hecho con la compañía y con el hardware.

La propia Oculus lo admitía: “A primera vista puede no resultar obvio por qué Oculus se está asociando con Facebook, una compañía enfocada en conectar a la gente, invirtiendo en el acceso a internet para el mundo y desarrollando una plataforma abierta de computación. Pero cuando lo consideras cuidadosamente, estamos culturalmente alineados con el objetivo de innovar y contratar lo mejor y lo más brillante; creemos que la comunicación trae nuevas plataformas; queremos contribuir a un mundo más abierto y conectado y ambos vemos la realidad virtual como el siguiente paso.”

Tal vez Zuckerberg nos tenga preparadas más sorpresas en un futuro y veamos una estrategia algo más definida que el mero hecho de comprar compañías relevantes a golpe de talonario.

Más información | GameSpot

Finalmente los rumores se confirman y Box, la plataforma de almacenamiento en la nube, saldrá a bolsa con una oferta pública de 250 millones de dólares.

Según comentan en Mashable, la propia empresa ha afirmado que no tiene una expectativa de beneficios a corto plazo y que se requerirán fuertes inversiones para hacer frente a los desafíos que otros grandes competidores (Dropbox, Google Drive, etc.) les puedan presentar.

Box cuenta con más de 25 millones de usuarios registrados pese a que el 93% de éstos son usuarios gratuitos, aunque si que presta servicios de pago a 34.000 empresas.

Las acciones de Box aparecerán en la bolsa de Nueva York bajo el nombre: BOX. Este movimiento demuestra un alejamiento de las start-ups tecnológicas del conocido mercado de valores Nasdaq.

La industria del almacenamiento online ha sido una de las más competitivas y con un crecimiento más rápido en el mundo de las nuevas tecnologías. Tanto Box como Dropbox son los actores más jóvenes de una industria que actualmente incluye competidores de la talla de Google, Microsoft o Cisco.

La precipitación de este y otros movimientos similares (Dropbox también planea su salida a bolsa) pueden deberse en parte a las nuevas estrategias agresivas de las grandes, como Google, que ha rebajado sensiblemente sus planes de precios para el almacenamiento online.

“El mercado en el que participamos es intensamente competitivo, y si no competimos eficientemente, nuestros resultados operativos pueden verse dañados” comentaban fuentes de la compañía durante el proceso de salida a bolsa.

Box fue fundada por Aaron Levie y Dylan Smith en 2005 y recibió por aquel entonces 350.000 dólares de inversión por parte de Mark Cuban. A esto le siguió un año después más de 1.5 millones de dólares en una ronda de inversión. Actualmente cuenta con una inversión total de cerca de 420 millones de dólares y en su última ronda de inversiones la compañía se valoró en 2.000 millones de dólares.

Esto no hace sino demostrar el camino directo que está tomando toda la tecnología impulsado por dos motivos esencialmente técnicos: el aumento exponencial del ancho de banda y la mejora de la capacidad de proceso de los sistemas. Gracias a ello, el concepto de “cloud computing”, tan interesante pero inabarcable hace unos años, es ahora una realidad y, lo que es más importante, una jugosa oportunidad de negocio en muchas áreas.

Vía | Mashable

Parece ser que, según Wwwhat’s new?, La Biblioteca del Vaticano pretende digitalizar sus archivos para publicarlos en Internet.

La noticia original, publicada por Globo no indica si ese archivo será de acceso libre, esperemos que sí) porque estamos hablando de uno de los más grandes colecciones literarias.

Empleando la tecnología NTT Data, el Vaticano pretende poner en línea alrededor de millón y medio de páginas de su colección de manuscritos, que cuenta en la actualidad con 82 mil de éstos y más de 41 millones de páginas.

Más allá de lo interesante que puede llegar a resultar disponer del acceso a estos manuscritos a través de la red, que una institución tan antigua como el Vaticano realice un movimiento de este calibre demuestra hacia que dirección deben dirigirse los esfuerzos en relación al mundo de la publicación literaria.

Internet debe convertirse de forma definitiva en una biblioteca gigantesca y accesible a todo el que quiera formarse, crecer, culturizarse o, sencillamente, disfrutar del placer de la lectura.

Pero la empresa no va a resultar fácil. A diferencia del mundo de las APPs que creó de la nada las plataformas de distribución, los libros electrónicos se encuentran con un sistema ya establecido, reacio a cambiar sus reglas del juego y que está impidiendo su desarrollo adecuado.

No obstante, la historia, en su eterna sabiduría, nos recuerda que situaciones así ya se dieron en el pasado y la tecnología y el cambio fueron siempre los que salieron victoriosos de esta lucha.

Parece ser que tras una larga espera ya tenemos disponibles las primeras imágenes del remake de OddWorld Abe’s Oddysee con gameplay incluido.

Para los que vivimos la época del original para Playstation ver esta versión remasterizada y mejorada con unos gráficos acordes con la generación actual nos provoca una mecanismo automático de salivación.

Más si cabe tras la profunda decepción que supuso el intento de adaptación del famoso juego de plataformas a un entorno tridimensional transformándolo en un juego en tercera persona y arrebatándole prácticamente toda la magia que tenía.

Nuestras plegarias parecen haber sido escuchadas. Porque viendo este gameplay es como si retrocediéramos unos años y nos sumergiéramos de nuevo en ese fantástico mundo de plataformas que se convirtió en uno de los grandes éxitos de esa generación de videoconsolas.

Además lo podremos disfrutar en la práctica totalidad de plataformas tanto de la actual generación como de la anterior.

Leído en | VidaExtra

Es la noticia del día, de la semana, del mes y muy probablemente del año. 

Facebook, en un movimiento sorprendente, ha desembolsado la mayor cantidad de dinero que jamás había puesto encima de la mesa para adquirir la aplicación de mensajería instantánea Whatsapp. Estamos hablando de 16.000 millones de dólares más un extra de 3.000 más que suman la mareante cifra de 19.000 millones de euros. 

Un movimiento que me sorprende por dos motivos: la cantidad desembolsada y la necesidad estratégica.

¿Nueva burbuja?

La cifra sorprende por la cantidad de ceros. Está claro que lo que Facebook adquiere, más allá de la aplicación, es la inmensa red de usuarios que utilizan Whatsapp. Se habla de más de 450 millones de usuarios que pasarán a formar parte del ecosistema de Facebook de un modo u otro. 

Pero estamos hablando de 16.000 millones de dólares. Es mucho, muchísimo dinero. 

Si bien es cierto que llevamos ya bastantes meses hablando de la posible burbuja de las empresas de Internet todavía nada indica que la tendencia vaya a cambiar . Aunque en realidad es así com funcionan las burbujas, de un día para otro: explotan. 

Una estrategia que está por ver.

El otro punto más allá del económico que me resulta interesante es el de la estrategia empresarial que está siguiendo Facebook. 

El gigante creado por Zuckerberg dispone ya de un sistema de mensajería instantánea, su “Facebook Messenger”. Disponible además en todas las plataformas: móvil, tablet, PC, etc.

¿Qué necesidad tenía de adquirir WhatsApp?

Tal vez lo que quiera es todo el pastel. Meterse en el bolsillo a la práctica totalidad de usuarios de teléfono móvil (usen o no Facebook) convergiendo ambas plataformas: la basada en su aplicación y la que hace uso de los contactos del teléfono del usuario.

 

Más si cabe ahora que alternativas como Line o Telegram parecen disponer de la estabilidad necesaria como para empezar a plantarle cara al rey del “doble check”. 

 

CONECTA