Home Archivos 2011 abril

Archivos mensuales:abril 2011

Aunque es últimamente un concepto de moda, no es en absoluto nuevo. El “cloud computing” o el procesado/la computación en la nube es una idea que lleva ya muchos años forjándose pero que es ahora, cuando los acceso a Internet lo han permitido cuando está viviendo su edad dorada.

Por “cloud computing” entendemos que nosotros, como usuarios, no realizamos trabajo alguno y es un equipo que está en Internet el que lo realiza. De esta forma obtenemos cuantiosos beneficios: no requerimos de máquinas potentes para obtener resultados, abaratamos costes distribuyendo el trabajo, mejoramos la experiencia del usuario y su ubicuidad: ahora disponemos de los resultados desde cualquier equipo conectado a la red y favorecemos el desarrollo en grupo.

Spotify, Youtube, EyeOS son claros ejemplos de “cloud computing”.

Sin embargo hay que cuidar mucho la dependencia que puede surgir cuando se trabaja con este tipo de soluciones, puesto que si en algún momento uno de esos recursos pasa a estar inaccesible (bien por caída de los servidores o bien por no disponer de acceso a internet), en muchos casos no se dispone de una copia de seguridad local y por tanto puede perderse.

El caso de Spotify es una buena forma de responder a esa necesidad: con las cuentas Premium uno dispone de la posibilidad de tener listas “offline”, es decir, descargarlas en el PC y poder escucharlas aún cuando no se tenga acceso a internet o los servidores de Spotify tengan algún problema.

Quizá con la música no sea tan relevante, pero cuando uno trabaja con documentos importantes, es necesario que exista una solución sencilla y eficiente de disponer de copias de seguridad. (La estrategia de funcionamiento de Dropbox es un buen ejemplo de la solución híbrida).

Pero, volviendo a la música, muchos usamos con frecuencia Spotify y tenemos una buena cantidad de listas de canciones. ¿Os habéis preguntado qué sucedería si de repente Spotify deja de funcionar?

0 517

Hace un poco menos de un año escribí que siempre he pensado que todos tenemos nuestro pequeño trocito de cielo cuando nos marchamos y que creo que desde allí las personas que ya tomaron su camino nos observan y nos ayudan a su manera.

Hace un año exactamente que te marchaste y espero de verdad que desde tu cielo hayas podido ver todo este año.

El año en el que por tí, Esperanza y Silla fueron un único equipo de fútbol bajo una misma camiseta.

En el que por tí la Parroquia de San Roque se quedó pequeña, muy pequeña.

El año en el que las Fallas trascendieron a la rivalidad y fueron una verdadera hermandad, junta en el recuerdo, en tú recuerdo.

A veces me pregunto cómo una persona es capaz de dejar tanta huella en tantas personas.

Pero estoy seguro que habrás visto más. Habrás visto cómo hay AMIGOS que te van a llevar siempre con ellos.

Confío en que hayas podido sonreír con el corazón al ver a tu pequeña sobrina seguir creciendo y pareciéndose cada vez más a tí.

Al ver a tu hermano, a tu cuñado y a tus dos AMIGOS liándola como hacíais los tres juntos, ese “trío veneno” que se quedó huérfano con tu marcha.

Creo que ha sido un año diferente, amargo, triste, pero en el que hay razones para la esperanza.

Porque has supuesto para muchos, y sabes para quién especialmente, un motivo para mejorar, para llegar más lejos, para que desde tu cielo te sientas orgulloso de ellos.

Supongo, no sé, que para la mayoría, nunca te fuiste.


CONECTA